Los datos oficiales que el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y su propio portavoz del gobierno autonómico, Elías Bendodo, manejan de las pruebas realizadas en Andalucía para detectar la covid-19 entre los ciudadanos difieren hasta en 300.000. Esta disparidad alarmante en el seno del propio ejecutivo andaluz se produce en plena escalada de protestas por la exclusión de las provincias de Granada y Málaga en el pase a la fase 1 de la desescalada ordenada por el Ministerio de Sanidad.

Además, en un ejercicio de “transparencia”, según el ejecutivo andaluz, se ha publicado la lista de profesionales sanitarios que han trabajado en los informes de la desescalada presentados por la Consejería de Salud al Ministerio de Sanidad, sin que nadie la haya reclamado oficialmente en la oposición, pero no se han dado a conocer, entre otros detalles, los planes de desescalada concretos por provincias para conocerse en qué han podido fallar para que Sanidad les haya mantenido las provincias de Granada y Málaga en la fase 0 al menos hasta el próximo lunes en caso de que así lo estime el departamento que dirige Salvador Illa, a quien este mismo lunes el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, hará llegar la correspondiente reclamación para que sean incluidas cuanto antes en la fase 1.

El presidente Moreno Bonilla ha anunciado este lunes que hasta ahora se han realizado en Andalucía un total de 62.857 pruebas para detectar el virus. Apenas unas horas después, tras la reunión del Consejo de Gobierno, su portavoz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, aseguraba a los periodistas en rueda de prensa que Andalucía ha realizado ya “más de 140.000 pruebas de PCR”, que se deben sumar a otros “220.000 test rápidos”. La suma total aportada por Bendodo confirma que ya se han llevado a cabo “cerca de 362.000 pruebas” de ambos tipos de test. La diferencia oficial entre la aportada por el presidente y su consejero es de 300.000.

Nadie explica tan espectacular desajuste ni tampoco la falta de coordinación entre el presidente y su número dos, precisamente ahora que la comunidad andaluza saca pecho por ser uno de los elementos clave en la “menor incidencia de la pandemia” en Andalucía, según ha asegurado Bendodo este lunes.

Ninguno de estos datos coincide ni se aproxima tampoco a los que maneja el Ministerio de Sanidad, que este fin de semana cifraba en 117.200 PCR y 155.270 test rápidos las pruebas realizadas en Andalucía hasta el 7 de mayo, una tasa de 13,88 PCR y de 18,38 test rápidos por cada 100.000 habitantes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre