La previsión que el Gobierno de Pedro Sánchez ha remitido a Bruselas dentro del Programa de Estabilidad 2019-2022, contempla que los salarios subirán menos que lo sube el coste de la vida en 2019. El período que termina puede confirmarse con “la década perdida” para los trabajadores españoles.

Los salarios subirán un 1,9%, es decir, que los sueldos de los trabajadores y trabajadoras van a volver a empobrecerse otro año más

Los sindicatos ya lo han advertido. Este periodo que comienza debe ser el de las personas. Han reclamado una serie de medidas para que los salarios suban y no se queden estancados como hasta ahora. Pepe Álvarez secretario general de UGT exigió el pasado 1 de mayo a los empresarios que cumplan el  IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que preveía una subida salarial entre 2018 a 2020, de entorno al 2% y una variable del 1% ligada a conceptos a determinar en cada convenio.

Según las previsiones remitidas a Bruselas, los salarios subirán un 1,9%, es decir, que los sueldos de los trabajadores y trabajadoras van a volver a empobrecerse otro año más.

El Gobierno prevé que del lado de la oferta y para el periodo de previsión 2019 – 2022, se espera que continúe la favorable evolución del mercado de trabajo, creándose 950.000 empleos en el conjunto de 2018 y 2019. Para el Ejecutivo Socialista, España debe aprovechar este momento favorable del ciclo económico para avanzar en la corrección de los desequilibrios que aún persisten en la economía española, entre ellas la elevada deuda pública y externa, alta tasa de paro, aumento de la desigualdad en los últimos años en todas sus dimensiones (salarios, renta, consumo y riqueza, distribución intergeneracional, territorial y género)– a través de unas políticas, económicas y fiscales, más activas y ambiciosas.

La llamada ‘década perdida’ ha hecho a los españoles y españolas más pobres, hasta ahora se lleva perdió un 7,1% acumulado, que al que se sumaría el 1% previsto por el Gobierno den 2019.

Los funcionarios no perderán poder adquisitivo gracias al acuerdo con los sindicatos. El Gobierno se ha comprometido con la Comisión Europea a que “la remuneración de asalariados aumentarán durante todo el periodo de proyección”. “Se incorpora en 2020 el II Acuerdo para la mejora del empleo público y de condiciones de trabajo, firmado entre el Gobierno y las organizaciones sindicales, y a partir de ese año se estima el mantenimiento de una política de incrementos retributivos para los empleados públicos con la finalidad de mantener su poder adquisitivo. Por otro lado, esta rúbrica también incorpora la evolución tendencial creciente de las plantillas públicas”, se puede leer en el Programa de Estabilidad 2019-2022.

Como llevan reclamando los sindicatos UGT y CCOO, la reforma laboral debe ser derogada para corregir la desigualdad que ha producido. Una de las medidas que más ha afectado a los salarios de los trabajadores y trabajadoras españolas, es el descuelgue de las empresas al convenio colectivo.

La Reforma Laboral del 2012 limitó la ultraactividad (los convenios colectivos seguían aplicándose automáticamente aunque hubiese pasado el tiempo previsto de aplicación), con lo que se limitaba la prórroga de la aplicación de estos convenios, Y en el caso de Convenios ya denunciados antes de la Reforma Laboral, la prórroga se limitaba hasta el 8 de julio de 2013, es decir, un año más tarde de esta reforma. Esta reforma produjo que el número de trabajadores cubiertos por esos acuerdos haya caído un 47%, con el resultado de que muchos precarios no vean aumentar sus nóminas y no puedan acogerse a lo que pacten sindicatos y empresarios.

La reforma laboral produjo un efecto de temporalidad/precariedad que permite a empresarios del sector servicios pagar menos pese a que se esté recuperando la economía. Los trabajadores del sector servicios, como son los camareros, hosteleros, etc. no se han empobrecido un 7% sino un 9%.

Los informes del Ejecutivo remitidos a Bruselas contemplan que el desempleo no se va a recuperar hasta 2022. “El crecimiento del empleo se mantendrá ligeramente por debajo del incremento del PIB, con tasas de variación del empleo equivalente a tiempo completo del 2,1% en 2019, que irán moderándose hasta el 1,6% en 2022. La tasa de paro continuará su trayectoria descendente, y caerá por debajo del 14% en el año 2019 y por debajo del 10% en 2022”, señala las previsiones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 4 =