Las principales fuerzas sindicales han alertado de que los datos del paro y de afiliación a la Seguridad Social publicados hoy y que, a priori, son favorables, no ocultan la ralentización en la creación de empleo ni la baja calidad de la contratación y del empleo generado, con gran dependencia de la hostelería, elevada rotación y precariedad.

La buena noticia que supone el máximo histórico de afiliación a la Seguridad social en junio (19.517.697) no puede ocultar, para CCOO, un deterioro en los ritmos de creación de empleo y bajada del paro, influidos por el menor crecimiento económico y por el “impasse” de la situación política a la espera de la constitución de los diferentes gobiernos. La secretaria de Empleo y Cualificación profesional de CCOO, Lola Santillana, ha señalado algunas sombras de estos datos favorables:

  • El paro modera su descenso y mantiene su feminización: el paro registrado en las oficinas públicas de empleo baja en 84.075 personas en junio (y 146.476 en el último año, el -4,6%) y se sitúa en 3.015.686 personas, aunque en términos desestacionalizados el paro sube 8.986 personas en junio, lo que es preocupante. Por otro lado, 6 de cada 10 personas en paro son mujeres.
  • La creación de empleo sigue marcada por la precariedad: menos de la mitad de la población afiliada al régimen general de la Seguridad Social tiene un contrato indefinido a jornada completa (48%) y la mayoría (52%) presenta algún tipo de precariedad: contrato temporal, trabajo por horas o ambos.

Lola Santillana ha subrayado asimismo que “la contratación temporal supone el 91% de los contratos firmados, lo que es un mal dato para la recuperación económica”.

Para la responsable sindical “es urgente la constitución de un gobierno progresista que dé estabilidad política y cuanto antes convoque mesas de diálogo social que aborden los problemas del mercado de trabajo y mejoren la economía y la vida de las personas”.

Por su parte, UGT incide en el hecho de que los datos reflejan un aumento de la actividad y del empleo en el sector servicios durante la temporada estival, así como de la construcción, por el inicio de la “operación asfalto”.

No obstante, detrás de estos resultados se esconden dos circunstancias enquistadas en el mercado de trabajo español.
  • En primer lugar, para UGT, hay que revertir la trayectoria del empeoramiento de la calidad en el empleo, marcada por más precariedad, derivada del abuso de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial involuntario (en junio, sólo 5 de cada 100 contratos registrados fueron indefinidos a tiempo completo).
  • En segundo lugar, la protección de las personas sin empleo se debilitó con el desmantelamiento del sistema de protección llevado a cabo por el Gobierno del PP. Y, a pesar de la recuperación de medidas como el subsidio de 52 años por parte del actual Gobierno, la tasa de cobertura sigue en el 60%. Un hecho que incrementa el riesgo de pobreza y de exclusión social entre los hogares (tal y como recogía el pasado día 27 la Encuesta de Condiciones de Vida del INE).

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre