Finalmente, el Gobierno ha dado respuesta parcialmente a lo que venían reclamando UGT y CCOO, y las miles de personas afectadas. Ambos sindicatos consideran positivo que el Consejo de Ministros haya aprobado la prórroga de los efectos de la ‘cláusula de salvaguardia’ durante 2020, lo que permitirá que muchas de las personas despedidas a través de los Expediente de Regulación de Empleo antes de abril de 2011 puedan acceder a la jubilación, cuando les resulte más beneficioso, en las condiciones vigentes al momento en que se aprobó el ERE, que fue causa de su pérdida del puesto de trabajo. También han considerado positivo que no se haya aplicado la revalorización del 0,25 por ciento de las pensiones, prevista por la reforma del Gobierno de mariano Rajoy.

El último Consejo de Ministros del año decide no aplicar la reforma de 2013 para revalorizar pensiones un 0,25%

Para Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT la decisión del último Consejo de Ministros del año de no aplicar la reforma de 2013 para revalorizar pensiones un 0,25% y prorrogar la “cláusula de salvaguarda”, son medidas positivas pero parciales, “que necesitan ser resueltas definitivamente mediante la derogación de la reforma de las pensiones de 2013”. La responsable de pensiones de UGT considera “urgente reactivar el Diálogo Social para abordar, entre otras cuestiones, el Salario Mínimo Interprofesional, (SMI) y las derogaciones de las reformas laboral y de las pensiones”, ha asegurado.

Tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la portavoz y ministra de Educación y Formación Profesional, en funciones del Gobierno anunció que el próximo Gobierno será el que apruebe una única revalorización de las pensiones al 0,9% (IPC previsto), que tendrá carácter retroactivo al 1 de enero de 2020, una vez que se apruebe, dejando así en suspenso una vez más, la aplicación de la reforma de pensiones de 2013 del PP, en cuanto al Índice de Revalorización del 0,25%, que de nuevo este año no se aplicará.

Mari Carmen Barrera ha señalado que desde el sindicato “se mantiene en la exigencia de derogación total de la reforma del 2013 de las pensiones del PP y así lo planteará de inmediato al nuevo gobierno a través del diálogo social”.

Para CCOO las medidas aprobadas por el Gobierno, “se trata de medidas parciales, positivas, pero insuficientes, que subrayan la urgente necesidad de reactivación política y social de nuestro país, especialmente en materias sociales y económicas que no admiten más demora”. Entre ellas destacan las relacionadas con garantizar el poder adquisitivo y la suficiencia de las pensiones, así como el equilibrio financiero y sostenibilidad de la Seguridad Social.

El sindicato CCOO recuerda, por ejemplo, “que los cerca de 3 millones de personas con pensiones mínimas y pensiones no contributivas necesitan ver garantizado el derecho a un incremento adecuado de sus pensiones; así como una revalorización que garantice el poder adquisitivo del conjunto de pensiones, empezando por un incremento inicial de acuerdo con la previsión de inflación”. También la actualización del IPREM, índice deteriorado de forma muy relevante en la última década, que constituye un filtro de acceso a múltiples prestaciones sociales, y se utiliza para determinar la cuantía de las prestaciones asistenciales de desempleo que actualmente perciben más de 1 millón de personas en paro, entre otras muchas cuestiones.

Prórroga de ‘La Cláusula de Salvaguarda’ de las pensiones

El Real Decreto aprobado este viernes, también incluye la prórroga de ‘La Cláusula de Salvaguarda’ de las pensiones, que permite a trabajadores despedidos antes de la Reforma de Pensiones de 2011 acceder a una jubilación con las condiciones establecidas antes de la reforma y que afecta a unas 26.000 personas.

Mari Carmen Barrera ha afirmado que, desde UGT, “ya planteó en su día la eliminación total de esta cláusula, advirtiendo al Gobierno que la prorroga no era solución, como ahora se comprueba”, no obstante, volara plantear en la mesa del Diálogo Social con el nuevo Gobierno la eliminación total de esta cláusula, “que solo tiene como objetivo recortar las pensiones de los jubilados y, que en su día estableció el gobierno del PP con Rajoy”, ha dicho. Para la responsable de pensiones de UGT “esta medida es positiva pero insuficiente y de nuevo provisional, y el próximo gobierno deberá eliminar esta fórmula y recuperar el acuerdo de 2011, dando garantías estables a todas esas personas afectadas”, ha concluido.

Por otra parte, CCOO lamenta que el Consejo de Ministros no haya aprobado la subida salarial del 2% con fecha 1 de enero de 2020 acordada para tres millones de empleados y empleadas públicos y reclamada en numerosas ocasiones ante el Gobierno en los últimos meses. Un incremento que el sindicato exige que se apruebe lo antes posible.

En cuanto al salario mínimo, CCOO saluda que el Gobierno haya decidido abordar en el marco del Diálogo Social, el incremento del SMI. Para CCOO, el objetivo debe ser alcanzar el 60% del salario medio neto en el menor plazo posible, tal y como ha asumido España al suscribir la Carta Social Europea, que está pendiente aún de cumplimiento, pese al avance de los últimos años. No olvidemos que este incremento del SMI, además de actuar como un factor de mejora salarial para las rentas más bajas y, con ello, de la distribución de la renta entre trabajo y capital, tiene un efecto directo sobre los ingresos de la Seguridad Social, al incrementar las cotizaciones, así como sobre la protección social futura de las personas, al mejorar la base reguladora de sus prestaciones por desempleo, en su caso, o pensiones, con carácter general.

Por todo ello, CCOO llama a abordar sin más dilación estas y otras materias que resultan inaplazables, para lo que urge a la conformación de un nuevo Gobierno y a la reanudación de todos los ámbitos de Diálogo Social con sindicatos y empresarios, así como los marcos de concertación política, como el Pacto de Toledo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre