Foto: Agustín Millán.

UGT y CCOO salen este primero de mayo a la calle reclamando un gobierno progresista, sin interferencia del mundo empresarial y sobre todo critican las injerencias de la presidenta del Banco Santander. Coinciden con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha afirmado que quienes han votado han sido los españoles, no la CEOE ni un banco”.

Foto Agustín Millán

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que “necesitamos un gobierno progresista que responda a los votos mayoritarios de la ciudadanía

Unai Sordo, secretario general de CCOO, le llama la atención “la irrupción del empresariado español en fórmulas de gobierno y que con la competición absurda de las derechas hayan estado callados”.

Hasta Albert Rivera ha criticado las opiniones del ámbito empresarial

Hay que dejar atrás el zafarrancho y disputar la hegemonía liberal que tanto daño ha hecho a nuestras sociedades y a nuestras lealtades mutuas Y hay que fortalecer “espacios transicionales”. Son necesarios ámbitos analíticos y ejecutivos de políticas a medio y largo plazo que nos ayuden a prever el impacto de los cambios tecnológicos, energéticos, geopolíticos, ha afirmado Unai Sordo.

“Para nosotros es imprescindible abordar la reforma laboral”, ha dicho Pepe Álvarez, por su parte líder de CCOO, Unai Sordo, ha añadido que no renunciarán “a modificar los aspectos centrales de la reforma laboral” aunque el Gobierno de Sánchez les proponga como alternativa un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Las movilizaciones del Primero de Mayo tiene que ser un llamamiento al nuevo Parlamento de que son necesarias “políticas nítidamente de izquierda y sociales y que se cumplan las promesas electorales que han votado la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas”, ha señalado Álvarez.

Por eso para UGT, la derogación de la reforma laboral es prioritaria, “porque de ella derivan muchos de los problemas laborales de este país y vamos a dejar claro en las movilizaciones de hoy”, ha dicho el líder de UGT. Y le recuerda a Sánchez que no se puede acordar un nuevo Estatuto de los Trabajadores con la patronal.

Pepe Álvarez ha exigido “volver a la legislación del mundo del trabajo del 2008 para desde ahí acordar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que responda a la nueva realidad laboral, porque la reforma laboral ha abocado a la precariedad”

Unai Sordo, secretario general de CCOO ha señalado que “hay que acometer una mejora de la fiscalidad que dote al poder público de los recursos suficientes para renovar un contrato social que suture las heridas de la crisis política que vivimos».

Foto: Agustín Millán.

Para conseguirlo es necesario “un gobierno progresista que aborde los retos que tiene el país y que esté sustentado en una amplia mayoría parlamentaria”. Desde CCOO hacen  un llamamiento para que esta situación “sea corregida desde una visión global sobre qué país queremos para las próximas décadas”.

Coinciden ambos sindicatos en que “sería un error del Gobierno no modificar los aspectos centrales de la reforma laboral”, ha dicho Sordo.

Es necesario acometer una mejora de la fiscalidad “que dote al poder público de los recursos suficientes para renovar un contrato social que suture las heridas de la crisis política que vivimos”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre