Foto: Agustín Millán.

Los secretarios generales de los sindicatos más representativos, CCOO y UGT, han vuelto a incidir sobre la importancia de votar en las elecciones del 26M, como ya lo hicieran el pasado 28 de abril con gran éxito de participación. Para ambos sindicatos se trataba de centrar los debates en resolver los verdaderos problemas de las personas y movilizar el voto para recuperar derechos y libertades, tanto en Europa, como en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas.

“Tenemos, por lo menos, 3´5 millones de razones para votar, no desperdiciemos la oportunidad”

Ambos sindicatos hicieron público justo antes de las elecciones generales del 28 de abril, un decálogo de propuestas dirigidas a los partidos políticos con una serie de medidas imprescindibles para los próximos cuatro años. Entre ellas: empleo de calidad y con derechos. Ahora, ante las elecciones al parlamento europeo han renovado y adaptado ese decálogo, “convencidos de que es imprescindible cambiar esta situación”, según ha señalado Pepe Álvarez.

Para el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha escrito en su blog que “el próximo día 26 de mayo tendremos de nuevo la ocasión de expresarnos en las urnas y elegir a nuestros representantes, esta vez en los parlamentos europeo y autonómicos y en nuestros ayuntamientos. Tenemos, por lo menos, 3´5 millones de razones para votar, no desperdiciemos la oportunidad”.

Desde CCOO llaman a los ciudadanos y ciudadanas “a que voten en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo, y a que lo hagan por opciones que defiendan la democracia, la justicia social, la igualdad real y efectiva, el medio ambiente y los derechos y libertades de la clase trabajadora”. Para el sindicato, es fundamental que los partidos incluyan en sus programas las reivindicaciones que ha reunido bajo el título “Propuestas de CCOO al Parlamento Europeo: Una Europa para los trabajadores y trabajadoras”.

Para Unai Sordo, secretario general de CCOO, “Las elecciones europeas son decisivas para los trabajadores y trabajadoras españolas y europeas”.

Para el sindicato CCOO, las elecciones europeas del domingo 26 de mayo “se van a celebrar en el peor momento de la Unión Europea desde su creación, lo que hace que cobren gran importancia”. Por eso desde el sindicato hacen un llamamiento a votar el 26M “a las opciones que defiendan una Europa más justa e igualitaria para la clase trabajadora”. A su juicio, deberían incluir en sus programas, como mínimo, las propuestas que CCOO ha agrupado en 6 apartados con los siguientes enunciados:

Una Europa Social, democrática, solidaria e igualitaria. Una Europa del Trabajo Decente, de las personas y no solo de los mercados. Una Europa que sea Feminista y por último que vaya hacia una transición justa.

Entre las “Propuestas de CCOO al Parlamento Europeo para una Europa para trabajadores y trabajadoras”, que considera fundamentales para que la ciudadanía recupere la confianza en una Europa Social, destacan según el sindicato, “establecer un “contrato social” que ofrezca una sociedad más justa e igualitaria; incorporar un “Protocolo de progreso social en el Tratado de la UE” para que los derechos sociales prevalezcan sobre los intereses económicos; una política migratoria y de refugio y asilo que proteja los derechos humanos; igualdad de género y poner fin a cualquier tipo de violencia contra las mujeres; igualdad de trato y oportunidades, independientemente de la diversidad sexual y de género; un salario mínimo que garantice unos ingresos dignos a todos y todas las trabajadoras en la UE; aplicación de los ODS y la Agenda 2030 de Naciones Unidas para la erradicación de la pobreza; sistema fiscal común más justo; y protección del medio ambiente, sostenibilidad y transición justa hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

UGT también llama a la ciudadanía a votar y participar en las próximas elecciones europeas del 26 de mayo. “Un voto que debe apoyar las opciones de progreso para aislar a las fuerzas fascistas, radicales, xenófobas o cualquier otra cuyo único interés sea el enriquecimiento de unos pocos y acabar con el progreso y la integración social, democrática, económica y política que mayor periodo de paz y prosperidad ha dado al continente europeo: la propia Unión”.

En conformidad con la Confederación Europea de Sindicatos (CES), UGT ha elaborado un decálogo para una Europa más justa para los trabajadores y trabajadoras, con diez medidas fundamentales para conseguir una Europa de las personas, más justa e igualitaria.

La Europa de sus valores fundacionales

Frente al amenazante crecimiento de la extrema derecha, solo los valores fundacionales, la cooperación entre los pueblos del continente en un espacio de desarrollo que asegure la libertad, la igualdad, la solidaridad y la justicia social puede servirnos para regenerar un sentimiento europeo más necesario hoy que nunca.

La Europa del Pilar Europeo de Derechos Sociales

El próximo mandato del Parlamento Europeo debe tener como eje el desarrollo de los derechos sociales (educación de calidad, aprendizaje continuo, prevención de riesgos laborales, adecuada protección social, conciliación y vivienda digna, servicios sociales de progreso).

La Europa de las oportunidades

Los colectivos más vulnerables en toda la UE (Las personas jóvenes, las paradas de larga duración y pensionistas) requieren de una estrategia que garantice no ya servicios de asistencia pasiva sino sus derechos sociales como el derecho al trabajo y su autonomía vital.

La Europa de los migrantes

Una Europa envejecida necesita de migrantes que sean acogidos con respeto y justicia, protegiéndolos de la explotación de todo tipo, garantizando sus derechos humanos

La Europa del desarrollo sostenible y la transición justa

La nueva economía digital, la transición energética son realidades que deben gestionarse desde la democracia, la participación de los interlocutores sociales en todos los ámbitos, acompañándose de una política industrial que cree empleo de calidad en los territorios con mayor problemática social. Las nuevas formas de empleo deben ser abordadas desde la perspectiva de los derechos sociales, asegurando la prevalencia de la laboralidad, protección social digna y la lucha contra el fraude de todo tipo.

La Europa de los empleos de calidad y los salarios al alza

Contra la extrema derecha aplicación de reformas económicas progresivas y sostenibles, reformando el injusto y antisocial semestre europeo y complementándolo con herramientas sociales de igual valor normativo. (Creación de empleo de calidad (salarios mínimos dignos, fortalecimiento de la negociación colectiva, reducción de los desequilibrios y la convergencia salariales al alza).

La Europa del diálogo social

Sin diálogo social, negociación colectiva, ni participación de los trabajadores y trabajadoras no se corregirán los desequilibrios generados por políticas de austeridad.

La Europa de una fiscalidad más equitativa

La UE debe liderar, la lucha contra la evasión, la elusión y el fraude y los paraísos fiscales en el mundo.

La Europa de la Igualdad

Eliminación de la brecha salarial y la violencia de género deben ser objetivos básicos de este mandato. Un compromiso radical contra aquellos que promueven el odio por cualquier tipo de motivo (orientación sexual, raza, credo, ideología, etc.).

La Europa del progreso

La defensa y promoción de los Derechos Humanos, la Agenda 2030 y los ODS. La defensa acérrima de la legalidad internacional, la democracia, la participación, la libertad y la igualdad, y del Estado social y de derecho en el mundo, deben ser los ejes de acción de todas las políticas de la Unión. Europa como baluarte del progreso y de la justicia social global.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 4 =