Los sindicatos han celebrado la conformación del nuevo Gobierno progresista, por lo que han estado apostando desde hace meses. Consideran que ha llegado la hora de que los políticos afronten el verdadero debate que preocupa a la mayoría social: el empleo, los salarios, las pensiones, la vivienda, los servicios sociales y el salario mínimo y abandonen la confrontación.

Ha llegado la hora de derogar la reforma laboral y de pensiones del PP

Unai Sordo, secretario general de CCOO cree que la tarea más urgente del próximo Gobierno es subir el salario mínimo y las pensiones, pero también acometer una agenda social que revierta algunas reformas que han multiplicado la desigualdad en los últimos años, como la reforma laboral.

Tras la votación de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, Sordo afirmó que el acuerdo programático PSOE-Unidas Podemos “suena bien” y ahora “hay que empezar por la derogación de la reforma laboral y después por la reforma de las pensiones”, y de forma paralela “adoptar medidas para la modernización del país en materia de digitalización y transición energética”.

UGT solicita a los partidos políticos “altura de miras y que abandonen la guerra partidista promoviendo políticas que velen por los intereses generales de la población”.  También reclama que en esta legislatura “se priorice una política económica que facilite el reparto de la riqueza, favorezca el empleo estable y con derechos y apueste por la recuperación y fortalecimiento del Estado de Bienestar”.

Para UGT es preciso recuperar el equilibrio en las relaciones laborales, subir los salarios más bajos (al menos hasta los 1.000 euros al mes en todos los convenios), vincular la revalorización de las pensiones al IPC y seguir avanzando en las políticas de igualdad a todos los niveles. Políticas que deben reflejarse en la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado para 2020 que atiendan las necesidades sociales, y que deben ser refrendados por la mayoría parlamentaria.

Unai Sordo asegurado que el actual modelo laboral premia a las peores empresas, las que pagan peores salarios y precarizan el trabajo. A la vista de lo ocurrido en las dos jornadas de debate, Unai Sordo teme que la legislatura sea bronca y crispada «por los partidos de la oposición que no aceptan el resultado electoral y la composición plural de la Cámara». Unai Sordo ha pedido al Partido Popular que haga una oposición responsable: «no puede ser que Abascal sea más moderado que Casado” y ha reclamado que huyan “de la crispación y la polarización” que se ha representado en el debate de investidura. El diálogo social entre sindicatos y empresarios puede ser un buen “antídoto, pero tiene que impulsarlo el Gobierno”, ha concluido el líder de CCOO.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre