Decenas de miles de jóvenes llevan encabezando desde hace meses las movilizaciones para exigir la declaración del Estado de Emergencia Climática, e impulsando  campañas de concienciación sobre la gravedad del cambio climático. Los sindicatos llaman a la ciudadanía a participar en la Huelga Mundial del Clima que tendrá lugar el próximo viernes, 27 de septiembre, a nivel global.

En España esta acción cuenta ya con el apoyo de más de 300 organizaciones que se han adherido al manifiesto publicado el pasado mes de julio en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo.

La Huelga Mundial por el Clima tiene como objetivo exigir a los gobiernos medidas efectivas ante la emergencia climática porque se trata del mayor reto al que se enfrenta la humanidad.

Por ello, UGT y CCOO animan a la sociedad a tomar parte en las diversas acciones que tendrán lugar durante esta semana en todo el país que culminarán con grandes manifestaciones en todo el mundo.

Unai Sordo, secretario general de CCOO, refleja la preocupación del sindicato ante los problemas derivados de la emergencia climática. “Sin duda el cambio climático representa uno de los retos más transcendentes a los que se ha enfrentado la humanidad desde su existencia. Más allá de las variaciones naturales del clima, el impacto de la actividad humana está ocasionando un calentamiento del planeta que va a tener serias consecuencias ambientales, sociales y económicas. Lo primero que tenemos que preguntarnos es si, en caso de que realmente creamos que esto es así, podemos hipotecar la vida de próximas generaciones y a qué esperamos para actuar ya“, ha señalado.

El mayor reto para la Humanidad

Para UGT la crisis climática pone en riesgo nuestra propia existencia, impactando especialmente en las poblaciones más empobrecidas y vulnerables del mundo, así como en resto de seres vivos que habitan el planeta. Por ello instamos a toda la sociedad a que se movilice y se sume a la convocatoria global. No hay plan B porque no hay Planeta B.

Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES señalan que cerca de un millón de especies entre animales y plantas se encuentran al borde de la extinción como consecuencia de las actividades humanas. El informe del IPCC sobre el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, alertan del deterioro de un gran número de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, así como de la existencia de un punto de no retorno frente al cambio climático.

La crisis climática e consecuencia directa del modelo de producción y consumo actuales, modelos que pone en riesgo nuestra propia supervivencia y la de un gran número de otras especies y ecosistemas. No responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia climática y civilizatoria supondría la muerte y/o el malvivir de millones de personas, además de la extinción de muchas especies e, incluso, de ecosistemas completos.

El tiempo juega en contra

En el caso de la región mediterránea, una de las más vulnerables ante el cambio climático, si no se limita el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, las consecuencias para las generaciones presentes y futuras serán catastróficas: olas de calor más intensas y prolongadas, sequías recurrentes, desertificación, aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, pérdida de biodiversidad, falta de disponibilidad de agua potable y tierras fértiles, incendios más virulentos, empobrecimiento y aumento de las desigualdades en cualquiera de sus expresiones, etc.

Una batalla ante la que los jóvenes de nuestra generación han logrado impulsar una respuesta y una movilización que representa una esperanza para nuestro planeta, para nuestro futuro.

CCOO está jugando un rol activo ante esta realidad, llevando la necesidad de medidas urgentes basadas en una transición justa al ámbito que le resulta más cercano, el de las empresas y los centros de trabajo; pero también intentando contribuir al éxito de las movilizaciones a través de la implicación de la juventud del sindicato y del conjunto de la afiliación en las concentraciones y manifestaciones organizadas en más de 70 ciudades de nuestro país.

Por tanto, desde UGT las instituciones europeas, estatales, autonómicas y locales “deben asumir su responsabilidad y estar a la altura de las necesidades que exige este momento crucial de la Historia”. La lucha contra la emergencia climática no puede supeditarse a una ideología o color político, debe ser asumida por todos los partidos.

Un grito común

Los sindicatos estarán presentes en la próxima Cumbre de Acción Climática, que comenzó ayer, convocada por el Secretario General de la ONU, António Guterres, en Nueva York, lanzando un llamamiento a todos los países a incrementar su ambición respecto al clima. Necesitamos situar la transición justa como un elemento central de esta Cumbre para una acción climática más ambiciosa.

El 27 de septiembre la manifestación por el clima comenzará en Madrid a las 18:00 horas, con el recorrido Atocha-Sol”.

Más de 300 organizaciones se han unido en defensa del futuro del planeta, el próximo  . Los convocantes piden que se declare de manera inmediata la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente “a cero” las emisiones netas de gases de efecto invernadero y se han sumado al publicado el pasado mes de julio en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo.

El listado de las movilizaciones para el próximo 27 de septiembre se irá actualizando en los próximos días a través de las páginas web de las plataformas convocantes Juventud por el Clima, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre