Con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia, que se celebra el 17 de mayo, UGT y CCOO piden al Gobierno de España a que apruebe, en esta legislatura, una Ley de Igualdad para las personas LGTBI y en contra de la LGTBIfobia, que contemple medidas para erradicar la violencia en todos los ámbitos, especialmente, en el social y en el laboral, y reconozca los derechos de las personas LGTBI, así como un impulso a la igualdad de trato y oportunidades y proteger a lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales de la violencia y de las agresiones físicas que sufren diariamente.

Como consecuencia o por efecto de la crisis sanitaria que asola el país, tampoco va a ser una realidad esa ley 

Nuestro país continúa sin tener una legislación que garantice los derechos de las personas LGTBI+ en el conjunto del territorio nacional, algo que es vital para que los derechos de las personas LGTBI+ no dependan de leyes autonómicas, en algunos casos, inexistentes. Este año, como consecuencia o por efecto de la crisis sanitaria que asola el país, tampoco va a ser una realidad esa ley. 

Toño Abad, responsable del Área LGTBI de UGT, ha señalado que hay que “erradicar la violencia que sufren las personas LGTBI, atender a las víctimas y conseguir que denuncien, también en el ámbito del empleo, es una tarea urgente”. Según los datos oficiales, las personas LGTBI no denuncian las agresiones que sufren en diferentes ámbitos, tampoco en el trabajo. La Agencia Europea de Derechos Fundamentales cifra en un 10% los incidentes y delitos de odio que se denuncian, por lo que la cifra total sería muy superior.

En este sentido, Toño Abad UGT reclama “un Plan Nacional contra la Violencia y el Odio que sufren las personas LGTBI en todos los ámbitos, como el social, educativo, sanitario o laboral, y formación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a los operadores jurídicos para la atención a las víctimas de la violencia homofóbica, bifóbica y transfóbica”.

UGT ha elaborado el informe “Hacia entornos laborales inclusivos. La diversidad sexual, familiar y de género en el trabajo. Propuesta sindical”, donde aborda la necesidad de combatir la discriminación hacia las mujeres lesbianas, bisexuales y trans en el empleo con mayor contundencia, realizado por el área confederal UGT LGTBI, muchos trabajadores y trabajadoras LGTBI reconocen que prefieren ocultar su orientación sexual, identidad y/o expresión de género en sus empleos para no sufrir represalias o situaciones indeseadas o violentas.

Como consecuencia, “las personas LGTBI, al verse en la obligación de disociar la esfera privada de la laboral, están expuestas a riesgos psicosociales, tales como ansiedad, estrés y depresión”, ha denunciado Toño Abad. Estos riesgos no se reconocen, teniendo en muchos casos, la consideración de enfermedad común y no laboral. Otra de las situaciones asociadas a la ocultación es la renuncia a derechos, como el acompañamiento a cónyuge a consulta médica, el permiso por matrimonio o filiación, etc., al preferir mantener en secreto la orientación sexual en el trabajo.

CCOO, como organización, ha pasado por tiempos difíciles, duros. Siendo conscientes de esas luchas que se han afrontado y superado, este 17 de mayo dejan “muy claro el rechazo a la LGTBIfobia en todos los planos de la vida”.

Desde CCOO han señalado que “todas las organizaciones tenemos que dar ejemplo, reforzar nuestro compromiso con los valores de la igualdad manifestando que el rechazo a la discriminación es sólido y visible a pesar de las circunstancias actuales”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre