Foto Agustín Millán

Los sindicatos CCOO y UGT amenazan al Gobierno de coalición con un febrero caliente si no se avanza en la subida del Salario Mínimo Interprofesional.  Las centrales sindicales exigen avances en las principales mesas de diálogo social ante las discrepancias dentro del Ejecutivo de coalición, después de meses de parón y episodios recientes de declaraciones discordantes.

Fuentes de UGT y CCOO han confirmado a Diario16 que materias como como el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o la reforma laboral, son negociables y se requieren acuerdos cuantos antes o el horizonte será de movilizaciones a principios del mes de febrero.

El principal malestar sindical es la división frente a subida del SMI, entre la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz y la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

A pesar de estas discrepancias, desde el Gobierno se insiste que las reformas sociales deben contar con el acuerdo del diálogo social, incluida las patronales, CEOE y Cepyme, que no están facilitando el pacto.

Fuentes sindicales muestras su malestar por que se utilice la crisis sanitaria de la Covid-19 y la crisis económica que ha producido como excusa para suspender el calendario de reformas sociales acordado a principios de la legislatura, entre ellas, la derogación de la Reforma Laboral.

Los sindicatos quieren un aumento significativo del SMI, en la necesidad de derogar la reforma laboral del 2012 de Mariano Rajoy (PP) y en retornar las negociaciones sobre las condiciones laborales de los trabajadores de las plataformas digitales.

Por supuesto estas movilizaciones que se están preparando para inicios del mes de febrero, contarán las medidas sanitarias y de seguridad necesarias dentro de la Covid-19, según fuentes sindicales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre