A pesar de que desde fuentes del Gobierno se ha filtrado que el Ministerio de Trabajo y Economía Social está estudiando prolongar, durante todo 2020, la prohibición de justificar los despidos, según ha podido saber  Diario16, los sindicatos  aseguran que la ministra Yolanda Díaz todavía no les ha comunicado la medida.

No obstante, desde el departamento, nos confirman que la medida está sobre la Mesa de Diálogo Social, que se reunirá esta tarde por videoconferencia.

Entre las medidas que se están negociando con sindicatos y patronal, está la prórroga para que las empresas no puedan justificar los despidos por fuerza mayor o causas económicas, técnicas, organizativas y de producción provocadas por la crisis del coronavirus hasta el 31 de diciembre.

Ahora sí se puede despedir de forma improcedente

Si el despido está relacionado con el Covid-19, este debe ser revisado por un juez, quien podrá calificar el despido de nulo y, por tanto, la empresa tendrá que readmitir al trabajador con una compensación, o declararlo improcedente, y el empleado recibirá una indemnización de 33 días por año trabajado, como ocurre desde finales del mes de marzo.

Cláusula de salvaguarda del empleo

La cláusula de salvaguarda del empleo, que es así como se denomina la prohibición de justificar los despidos, obligará a las empresas a mantener el empleo hasta final de año. En el caso de incumplimiento, deberán devolver todas las ayudas recibidas, las prestaciones abonadas a sus trabajadores en un ERTE de fuerza mayor y las cotizaciones, en el caso de cese extraordinario de actividad. 

Nuevos escenarios para la desescalada

Yolanda Díaz ha planteado tres posibles escenarios para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.

Fuerza mayor total en el caso de actividades que no tengan la autorización para abrir, como es el caso de trabajadores de centros comerciales.

Fuerza mayor parcial, para aquellas actividades que han comenzado su reapertura de forma racial, como restaurante, peluquerías, comercios.

En último lugar existirían, las regulaciones de empleo por causas económicas para el resto de los trabajadores. Serían pactadas con las empresas y,  las suspensiones temporales por fuerza mayor requieren el aprobado de la autoridad laboral.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Es evidente que Yolanda Díaz, no tiene la mas remota idea de lo que es una empresa ni ha pagado una nomina en su vida. Hay miles de empresas, cuya activada ha caído a la mitad, que son viables con la mitad de la plantilla. Si no facilitan el despido y son económicamente inviables cerraran y en lugar de despedir a la mitad la despedirán a toda.

    La empresa privada es la que proporciona el empleo y paga los impuestos que pagan el empleo público. Sin empresa privada solo hay ruina.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre