En 1988 el entonces Ministerio de Trabajo y Seguridad Social firmó un Plan para desarrollar y mantener en toda España una Red Básica de Servicios Sociales en el ámbito local para garantizar Prestaciones Básicas de Servicios Sociales a toda la población, fuera cual fuera su lugar de residencia. Un auténtico Pacto de Estado conocido como Plan Concertado para el desarrollo de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales en Corporaciones Locales.

Al cumplirse el 30 aniversario de la firma de este Plan, hay que reivindicar el modelo de “Pacto” que supone no solo cohesión social sino también, un modelo de cohesión territorial, en el que la presencia de la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas se basa en el consenso y en su implicación efectiva como garante de condiciones básica de igualdad para todos sus ciudadanos, sea cual se su lugar de residencia.

Es imprescindible que los Ayuntamientos garanticen la información, valoración y orientación de los recursos sociales para acceder a los recursos sociales a través de las estructuras de proximidad: los trabajadores sociales comunitarios. Todas las personas tienen acceso a un profesional de referencia al objeto de garantizar el carácter integral de los itinerarios de atención y su continuidad.

En segundo lugar, desde los Servicios Sociales municipales se debe apoyar la convivencia personal para las personas para que puedan disfrutar de la convivencia personal en su propio entorno o en un entorno alternativo, cuando no es posible. Estas atenciones son imprescindibles en una sociedad en la que se producen cambios demográficos tan importantes (envejecimiento) y en la estructura familiar.

En tercer lugar se debe prevenir la exclusión social y promover la inserción social. Para ello, lo servicios sociales llevan a cabo: Planes individualizados de intervención con personas o familias en situaciones de riesgo o exclusión, Trabajo de calle con colectivos en riesgo o en exclusión, Incorporación de voluntarios para situaciones de soledad, Actividades de dinamización para favorecer la convivencia vecinal y social,…

En España, cuando peor lo estaban pasando las personas más vulnerables, se han recortado derechos y se han reducido los presupuestos en Servicios Sociales, es como si hay una epidemia y recortan presupuesto en Sanidad y despiden a los médicos. Eso han hecho nuestros gobernantes, redujeron el presupuesto del Plan Concertado en un 67%.

Servicios Sociales no son cosa de buenos sentimientos. Son un Sistema Público de Servicios, como la Sanidad o la Educación. Son políticas públicas que garantizan derechos sociales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre