martes, 16agosto, 2022
22.3 C
Seville

Los salarios bajos, como los que se pagan en España, elevan el riesgo de demencia y Alzheimer

Un estudio de la Universidad de Columbia demuestra la exposición sostenida a los bajos salarios durante años se asocia con el deterioro acelerado de la memoria a lo largo de la vida

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La inflación desbocada provocada por los juegos de los poderosos, de los que realmente mandan en el mundo, ha reforzado el debate sobre los bajos salarios que se pagan en determinados países y que no van en consonancia con su potencialidad macroeconómica. Esto ocurre en España, por ejemplo, donde, a pesar de ser la cuarta economía de la Unión Europea, los sueldos que perciben las clases medias y trabajadoras son más propios de países subdesarrollados o que están iniciando el camino del desarrollo.

Además de las consecuencias en el presente, es decir, eliminación de posibilidades de crecimiento personal y familiar, además de que los trabajadores son víctimas de la explotación laboral más cruel porque el gobierno no pone los medios para llegar a un pacto de rentas en el que las subidas del salario mínimo sean universales, la exposición a salarios precarios tiene consecuencias muy graves para la salud de las clases medias y trabajadoras.

Así queda reflejado en un estudio publicado por la Universidad de Columbia, una de las instituciones universitarias más prestigiosas del mundo, en el en el American Journal of Epidemiology.

Los empleos con salarios bajos, hasta ahora, se han asociado a resultados de salud como los síntomas depresivos, la obesidad y la hipertensión, que son factores de riesgo para el envejecimiento cognitivo. Sin embargo, ningún estudio había examinado la relación específica entre los salarios bajos durante la vida laboral y el funcionamiento cognitivo posterior.

La investigación de la Universidad de Columbia proporciona nuevas pruebas de que la exposición sostenida a los bajos salarios durante los años en los que tradicionalmente las personas obtienen mayores ingresos se asocia con el deterioro acelerado de la memoria, lo que lleva a estar en riesgo de padecer enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

La investigación sobre los efectos de los bajos ingresos en la salud se está ampliando rápidamente. Utilizando los registros del Estudio Nacional de Salud y Jubilación (HRS) de adultos para los años 1992-2016, los investigadores analizaron los datos de 2.879 individuos nacidos entre 1936 y 1941. El salario bajo se definió como el correspondiente a dos tercios del salario medio.

Los investigadores clasificaron el historial de salarios bajos de los participantes en el estudio en aquellos que nunca ganaron salarios bajos, que ganaron salarios bajos de forma intermitente o que siempre ganaron sueldos bajos. Se basaron, principalmente, en los salarios ganados entre 1992 y 2004,y luego examinaron la relación con el deterioro de la memoria durante los siguientes 12 años, de 2004 a 2016.

A raíz de estas indagaciones, descubrieron que, en comparación con los trabajadores que nunca ganaron salarios bajos, los que sí lo hicieron de forma continuada experimentaban un deterioro de la memoria significativamente más rápido en la edad avanzada.

Estas personas con sueldos bajos, además, experimentaron aproximadamente un año de exceso de envejecimiento cognitivo por un período de una década.

Estos hallazgos sugieren que las políticas sociales que mejoran el bienestar financiero de los trabajadores con salarios bajos pueden ser especialmente beneficiosas para la salud cognitiva.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Da igual, porque la cosa no va de analizar la realidad sino de construir otra que atienda a la ventaja ye el privilegio que emanan de la creencia neoliberal. Toda la evidencia que se muestra en las deficiencias sociales de un país en el que es posible cree que la libertad de una cosa a comprender a través de tomar cañas, y que sostiene el relato de rejonazo fiscal siendo de los de menores ingreso fiscales de entre sus socios mientras la oposición, tanto en la pandemia como ahora en “la cosa de la guerra” se dedica a denigrar propuestas como forma de propaganda política aprovechando el sufrimiento de la gente, queda reducida a esa especie de envoltura con “olor a pan reciente” que es hablar de patrias, agitar banderas, y esperar que la mano invisible resuelva los problemas de la gente a través del principio y los valores del egoísmo individualista. Ese que creara trabajo y filtrara para todos parte del producto de su privilegio.
    El alzheimer y el resto de la salud, el espectro de vida, la alimentación, la educación, el bienestar…, no hemos aprendido como el Capitalismo Colonial conque el ultra-liberalismo expolio países enteros a través de unos ejércitos que estaban a disposición de empresas comerciales, hoy solo ha cambiado de forma y que el mismo expolio, nos lleva a las hambrunas y los saqueos financieros que ahora explotan en forma de la falta y la carencia (la inflación generada en la escasez que llena los bolsillos de un sistema incapaz de proporcionar soluciones al cambio del valor de lo que no cuesta lo mismo producirlo).
    Lo saben pero el poder de la codicia es mayor que cualquier otro deseo y no estan por la labor de perder posiciones frente a la lógica de la evidencia. El bien ha de venir de las migajas que se caigan de la mesa de los beneficios, que no están pensando en otra cosa, que crear riqueza que repartir y trabajo con que hacerlo. Solo tenemos que esperar un poco a que las cosas se estabilicen que, ya ellos, harán todo lo que nosotros debemos poner en sus manos.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído