lunes, 15agosto, 2022
25 C
Seville

Los ricos y las grandes firmas de inversión acuden al mercado del arte para sacar beneficio de la inflación

El mercado de obras de arte ha sido utilizado tradicionalmente por grandes fortunas para blanquear miles de millones hasta tal término que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos estima que la delincuencia relacionada con el mercado del arte alcanza los 8.000 millones de dólares y en un estudio de este departamento encontró que las empresas pantalla, ficticias y el secreto financiero ponen a la industria del arte en riesgo de delitos económicos, pero no aplicará reformas

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La inflación está afectando al todo el mundo, pero, sobre todo, a las clases medias y trabajadoras que no tienen la posibilidad que las grandes fortunas de acudir a determinadas herramientas que les ayudan a refugiarse de los efectos de la subida inmisericorde de los precios.

Esas grandes fortunas están acudiendo en la actualidad a la compra de obras de arte de artistas vivos como una nueva clase de activo que les permitirá sacar beneficio de la inflación, dado que la revalorización de estas obras es muy superior a las de los artistas ya consagrados.

Tradicionalmente, en épocas de crisis, uno de los lugares donde los grandes inversores y las grandes fortunas se refugiaban era el oro. Sin embargo, ahora acuden al arte, un mercado que ha servido para el blanqueo de capitales, tal y como ha quedado demostrado en múltiples investigaciones.

El mercado de arte es muy vulnerable al blanqueo de dinero y otros delitos financieros. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sugirió en un nuevo informe que la agencia considere una serie de reformas, incluida la exigencia de que los comerciantes examinen mejor a sus clientes, informen actividades sospechosas y mejoren transparencia.

El alto valor en dólares de muchas transacciones de arte, el uso frecuente de intermediarios para comprar y vender arte y una cultura de privacidad de larga tradición hacen que el mercado sea «susceptible de abuso por parte de actores financieros ilícitos», concluye el informe al que Diario16 ha tenido acceso.

Si bien el informe describe posibles reformas, incluidas algunas que pondrían a Estados Unidos más en línea con el Reino Unido y la Unión Europea, no llega a recomendar enfoques específicos. En concreto, sugiere que el Departamento del Tesoro se concentre primero en cerrar otras «brechas pendientes» en el sistema contra el blanqueo de dinero, incluidas las relacionadas con la información de propiedad de la empresa y el sector inmobiliario.

Scott Rembrandt, funcionario del Tesoro y supervisor del informe, declaró al New York Times que descubrieron que «si bien ciertos aspectos del mercado del arte de alto valor son vulnerables al blanqueo de dinero, a menudo hay problemas subyacentes más importantes en juego, como el abuso de empresas ficticias o la participación de profesionales cómplices, por lo que estamos abordarlos primero».

El informe fue ordenado por el Congreso como parte de los esfuerzos para actualizar las leyes estadounidenses contra el blanqueo de dinero. En 2021 Estados Unidos  agregó a los comerciantes de antigüedades a la lista de profesionales requeridos para investigar a sus clientes y reportar actividades sospechosas a las autoridades, pero no aplicó las mismas reglas a los comerciantes de arte y las casas de subastas.

 Un mercado tendente a la opacidad

El arte de alto valor es portátil y, a menudo, se vende a través de intermediarios, disfrazando al verdadero comprador y vendedor. En algunos casos, la entidad involucrada en una transacción es un fideicomiso o una empresa ficticia, lo que oscurece aún más la propiedad. 

Freeports, almacenes libres de impuestos, se utilizan para guardar obras de arte fuera del alcance de las autoridades fiscales y policiales. Las empresas de financiación del arte no reguladas otorgan préstamos a los clientes utilizando obras de arte como garantía.

El informe cita casos que son bien conocidos por las distintas agencias estadounidenses como ejemplos de arte utilizado con fines ilícitos. Se cita a dos oligarcas rusos que usaron compañías ficticias para comprar arte y evadir sanciones. También se reseña el caso del fugitivo multimillonario malasio Jho Low, quien blanqueó grandes cantidades de beneficios ilícitos a través de activos, incluidas obras de arte compradas en una casa de subastas de Nueva York.

Las estimaciones de este tipo de delincuencia que utiliza el mercado del arte y los bienes culturales oscilan entre los 3.000 y los 8.000 millones de dólares. El propio informe señala algunas razones. «No existen requisitos integrales [contra el blanqueo de dinero] para la mayoría de los participantes en el mercado del arte y no hay obligación legal de que estos participantes detecten, investiguen y reporten ventas o transferencias sospechosas», afirma el informe.

El estudio, además, encontró «evidencia limitada de un nexo» entre el arte de alto valor y la financiación del terrorismo.

Por otro lado, correos electrónicos confidenciales, contratos, escrituras de fideicomiso y transacciones bancarias aparecidas en los Papeles de Panamá, los Archivos FinCEN y las investigaciones de los Papeles de Pandora muestran cómo las grandes fortunas han estado invirtiendo cada vez más en arte y ocultando la propiedad de los activos detrás de estructuras financieras complejas, siempre con la ayuda de asesores.

El informe del Tesoro afirma que muchas de las casas de subastas y galerías más grandes de los Estados Unidos ya cuentan con sus propias medidas de diligencia debida para identificar a compradores y vendedores potenciales porque les interesa económicamente eliminar a los malos clientes que podrían afectar su reputación o representar un riesgo crediticio.

Sin embargo, también identifica las deficiencias de dicho sistema voluntario. «Los procedimientos pueden suspenderse o ignorarse a discreción de la institución sin el riesgo de que el gobierno de Estados Unidos inicie una acción civil o penal, lo que presenta una vulnerabilidad para el sistema financiero de Estados Unidos».

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído