El candidato de Alternativa Republicana, Pedro García Bilbao, en la presentación de la candidatura

Tal y como publicamos hace unos días, Alternativa Republicana se presenta a estas elecciones europeas por segunda vez con el objetivo de conseguir 300.000 votos para lograr llevar la causa republicana a Estrasburgo y Bruselas. En los últimos meses se ha visto un despertar de la ciudadanía respecto al hecho de que la actual democracia española está incompleta porque el Jefe del Estado no ha sido elegido por el pueblo a través del sufragio universal. A lo largo del final del año 2018 y principios de 2019 se han realizado diferentes consultas a lo largo y ancho del país en las que quienes libremente se acercaban a las mesas demostraron que una amplia mayoría quiere un cambio de régimen. En estas consultas ciudadanas hubo un dato que demuestra cómo el pueblo quiere que su democracia sea plena: más de dos tercios de quienes votaron a favor de la monarquía apoyaron la convocatoria de un referéndum nacional sobre el modelo del Estado.

Sus propuestas están orientadas, precisamente, a trasladar las reivindicaciones del movimiento republicano español a toda Europa. Entre ellas está el modelo territorial y, en este caso, la apuesta es la creación de una Europa confederal y de reforzar aún más el papel del Parlamento Europeo para convertirlo en «verdadero poder legislativo y democrático, reforzando su control sobre los órganos de gobierno comunitario y sobre los de política económica», tal y como se puede leer en su programa electoral.

Por otro lado, para evitar situaciones como las vividas durante la crisis global donde los países del norte y el centro de Europa impusieron a los del sur una serie de actuaciones que conculcaron derechos fundamentales recogidos tanto en la Carta de la UE como en las diferentes constituciones, los republicanos españoles proponen la creación de una carta de derechos sociales, políticos y civiles a nivel del continente que sirva de blindaje y que garantice su cumplimiento por encima de «agresiones nacionales y supranacionales».

La candidatura encabezada por Pedro García Bilbao propone, además, que los ciudadanos de la Unión Europea tengan una mayor capacidad de participación a través de la implementación de referendos vinculantes que sirvan para ratificar tratados políticos y comerciales como, por ejemplo, el TTIP.

Respecto a la Eurozona, los republicanos españoles proponen un «replanteamiento radical de la actual Unión Económica y Monetaria y del euro. Una nueva UEM ha de responder a un modelo cooperativo entre los distintos estados que elimine las asimetrías entre sus economías evitando las medidas de recortes sociales y la imposición de las mismas mediante mecanismos antidemocráticos ajenos a la voluntad de los ciudadanos europeos», se afirma en el programa.

1 Comentario

  1. la crisis tbn se creo desde la UE :
    nos otorgaron 28.500 millones de euros en fondos de cohesión de 2007-13.
    Cuando las reformas laborables que nos impusieron desde 1986,
    hna hecho que 200.000 millones de renta obrera pase a empresarios sin contrapartida alguna para el trabajador.

    y luego ns llamaron pigs y ns pidieron recortes para acentuar la crisis
    ya qe todo pais qe sea potencia , como Japon alemania, francia USa UK,
    en crisis, hace lo contrari que hizo la ue , qe es neoliberal y asi se explica todo
    ( sus medidas yq e ha sido algo todo mediatizado dsd hace decadas para beneficio d multinacionales y ls politicos neoliberaled que las protegen = PP PP$.e C$ VX ) :
    aumentar consumo al subir sueldos
    mejorar educacion
    aumentar I+D

    Video y enlaces en la seccion coments
    UE DL PP=VX C$ PPA$:e
    https://www.youtube.com/watch?v=AgvKaLqMM1I&t=20s

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here