Este viernes finaliza el plazo para que las diferentes formaciones políticas representadas en el Congreso  presenten sus enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Cada vez más cerca los presupuestos para alcanzar la España con la que soñó el presidente del Gobierno.

España, sumida en la segunda ola de la pandemia, necesita unos presupuestos que garanticen la continuidad y mejora del Estado de Bienestar. Es imprescindible que las cuentas públicas tengan la capacidad de proteger a empresas y trabajadores; a los sectores más vulnerables, como niños y mayores; unos presupuestos que  refuercen el sistema sanitario que,  durante  la pandemia,  ha quedado su efectividad  en entredicho; unas cuentas que se acerquen a la equidad y proporción en el sistema fiscal español y, que defiendan los derechos fundamentales que, aunque son contemplados en la Constitución, no siempre pueden disfrutarlos  los ciudadanos.

Los presupuestos vigentes son una prórroga de los de Cristóbal Montoro de 2018 y son varias las razones por las que no deberían prorrogarse por más tiempo.  Entre otras, destaca  la pandemia,  que ha provocado unas demandas por parte de la sociedad que no existían antes del Covid-19 además de  las diferencias ideológicas existentes a todas vistas entre el Gobierno de Mariano Rajoy, carente de empatía frente a los problemas reales de los ciudadanos y, el actual Gobierno que parece no querer dejar nada al azar y según palabras textuales de los ministros y del propio Sánchez, “no vamos a dejar a nadie atrás”.

Ciudadanos ya ha avanzado que no presentará enmienda a la totalidad de la Ley de Presupuestos;  el Partido Popular, como ya es habitual, deshoja la margarita y espera a última hora para comunicar si presenta o no la enmienda,  CC-PNC presentará una enmienda a la totalidad a los PGE por «pisotear», dicen,  los intereses de Canarias, al igual que Vox, aunque las razones de estos últimos no serán otras que decir no a todo lo que venga de un gobierno progresista.

El Gobierno da por hecho que superará el debate de enmiendas a la totalidad y la realidad es que, si los apoyos que alcanzaron PSOE y Podemos para alcanzar la investidura  de Sánchez se mantienen, lo más probable es que los PGE del Gobierno de coalición salgan adelante sin mayor problema.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre