La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha presentado el Presupuesto del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para 2019. Unas Cuentas que se caracterizan por el refuerzo del Estado de Bienestar, la protección de los más vulnerables, la mejora de las perspectivas de empleo estable y de calidad y la apuesta por una política migratoria integral. También está previsto mejorar más de 9,5 millones de pensiones, con una subida del 1,6% con carácter general y del 3% para las mínimas y no contributivas.

Estos Presupuestos contienen el mayor gasto social desde el año 2009, un 57,3% respecto al total del gasto. El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social asume más del 80% de todo el gasto social del Estado. La Seguridad Social destinará 151.492 millones de euros directamente a las familias, un 6,7% más.

El gasto en pensiones contributivas crece en 2019 el 6,4% y alcanza los 135.268 millones de euros

Los ingresos por cotizaciones suman 123.584 millones de euros, con un crecimiento del 7,5%. En políticas sociales crece un 8,8%, el doble que el gasto corriente que aumenta un 4,25%.

Los Presupuestos incrementan las partidas destinadas a políticas activas de empleo y refuerzan la protección de los desempleados

El Estado concederá un préstamo a la Seguridad Social de 15.164 millones de euros y una transferencia de 850 millones para apoyar la sostenibilidad presupuestaria

Las pensiones mantienen el poder adquisitivo con la consolidación de la desviación del IPC y suben este año el 1,6% con carácter general y el 3%, las mínimas y no contributivas

El Presupuesto de la Seguridad Social para 2019, que alcanzan los 151.492 millones de euros. Las cuentas se caracterizan por un incremento en un 6,7% del gasto en prestaciones económicas que van directamente a las familias españolas.

En cuanto a los ingresos, la Seguridad Social prevé un total de 123.584 millones de euros por cotizaciones sociales, más del 7,5% respecto a 2018. Una cifra que se basa como principal fuente de financiación en las cotizaciones sociales, que se elevan al 77,14% del total de los ingresos.

En un resumen de las novedades más destacadas en el Presupuesto para 2019, hay que señalar las recogidas en el Real Decreto-Ley 28/2018 del pasado 28 de diciembre, en el que se materializa la recuperación del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, ya que prevé la compensación de la posible desviación respecto al IPC, al tiempo que establece una revalorización de las mismas del 1,6%, con carácter general y del 3%, en el caso de las mínimas y no contributivas.

También beneficia a las pensiones de viudedad de los mayores de 65 años, que verán incrementado en 4 puntos el porcentaje que se aplica para el cálculo de su pensión, hasta alcanzar el 60% de la base reguladora. Las pensiones de viudedad experimentan, de esta manera, un crecimiento de ocho puntos en el cálculo de la base reguladora, cuatro en 2018 y otros cuatro en 2019.

El refuerzo de la inspección permitirá mejorar la lucha por un empleo digno y contra el fraude laboral

En el texto se reconoce el coeficiente reductor de la edad de jubilación a las personas integrantes de los Cuerpos de Policía Local, a cambio de un refuerzo en la cotización del colectivo para mantener el equilibrio del Sistema; y se permitirá la jubilación parcial de los trabajadores de empresas industriales, vinculando este retiro a un contrato de relevo. Ambas medidas tienen como objetivo el rejuvenecimiento de las plantillas garantizando al mismo tiempo los derechos y la protección social de los trabajadores.

El Presupuesto recoge asimismo la ampliación en 2019 del permiso por paternidad a ocho semanas, para lo que se ha consignado una dotación El presupuesto consolidado de la Seguridad Social para 2019 asciende a 164.673,77 millones de euros.

El sistema de protección social español dispondrá este año de 151.492,83 millones para pagar las pensiones, la incapacidad temporal, las prestaciones familiares, la prestación por maternidad y paternidad, así como las restantes prestaciones del sistema. Esta cifra supone un crecimiento del 6,7% en relación a 2018.

En un resumen de las novedades más destacadas en el Presupuesto para 2019, hay que señalar las recogidas en el Real Decreto-Ley 28/2018 del pasado 28 de diciembre, en el que se materializa la recuperación del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, ya que prevé la compensación de la posible desviación respecto al IPC, al tiempo que establece una revalorización de las mismas del 1,6%, con carácter general y del 3%, en el caso de las mínimas y no contributivas.

En cuanto a las prestaciones familiares, hay que señalar el incremento por hijo a cargo, que supone una subida de un 16 por ciento llegando a 341 euros, que alcanzará los 588 euros en caso de pobreza extrema. Se mejora en 4,9 millones de euros la dotación para la protección de los huérfanos en el marco del Pacto contra la Violencia de Género.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional que en 2019 se sitúa en 900 euros mensuales, un 22,3% más.

 

Más gasto en políticas Activas de Empleo

La inversión en políticas activas de empleo es 5.985 millones de euros, un 4,7% más que en 2018. Un total de 1.565,2 millones de euros se destinarán a financiar programas de fomento del empleo; 2.523 millones de euros a financiar iniciativas de formación profesional para el empleo, y 1.855 millones de euros a bonificaciones para promocionar el empleo estable.

Asimismo, en base a los criterios de distribución adoptados en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales las CC.AA percibirán para la ejecución de políticas activas de empleo 2.479 millones.

 

Oportunidades de empleo

En este capítulo se incluyen las actuaciones para incentivar la contratación, la creación de empleo o el mantenimiento de puestos de trabajo, especialmente para los colectivos que tienen mayor dificultad en el acceso o permanencia en el empleo, como personas con discapacidad o víctimas de la violencia de género, entre otros.

En total el crédito para financiar los servicios y programas incluidos en el eje oportunidades de empleo es de 2.645,2 millones de euros, un 1,3% más respecto al año anterior, que incluye las bonificaciones de fomento del empleo, cuyo importe es de 1.855 millones de euros. Contempla el aumento de las partidas destinadas a la contratación de personas con discapacidad: 785 millones para el mantenimiento del empleo en Centros Especiales de Empleo e incremento del 5% del PROFEA para trabajadores agrarios de zonas rurales deprimidas en Andalucía y Extremadura.

Destaca el importante aumento de la financiación de las políticas destinadas a fomentar la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo entre hombres y mujeres, que contará con una dotación de 20 millones de euros, 19,2 millones más que el año anterior.

Para optimizar la atención a los desempleados se contratan 3.000 orientadores que reforzarán la atención en los Servicios Públicos de Empleo. El presupuesto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social aumenta un 24,4%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 13 =