El Servicio de Clasificación Penitenciaria ha resuelto conceder el tercer grado de clasificación penitenciaria a los presos políticos catalanes. Se responde así a la propuesta realizada el pasado 14 de enero por las juntas de tratamiento penitenciario de los centros de PUig de les Basses y Lledoners.

Todos los presos políticos, salvo Carme Forcadell, que espera respuesta, estarán desde mañana, viernes, en el tercer grado y podrán participar en la campaña electoral catalana.

No es la primera vez que se concede el tercer grado penitenciario a los presos políticos catalanes. En la primera ocasión, el Tribunal Supremo se arrogó la legitimidad para suspenderlo, algo que no se descarta pueda suceder en esta ocasión.

Sin embargo, ahora el contexto sería diferente, puesto que ya se ha cumplido una cuarta parte de las condenas (medio año más desde el anterior tercer grado) y, por lo tanto, todos podrían solicitar permisos penitenciarios de salida en el caso de que el Supremo volviera a suspender el tercer grado.

Podrán estar fuera del centro penitenciario durante el día y regresar para dormir.

Esta tarde tendrá inicio la campaña electoral mientras se espera la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sobre la fecha definitiva, que a más tardar, deberá publicarse el próximo día 8 de febrero.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre