trato
Foto: Omnium Cultural.

El Tribunal Supremo trata de evitar héroes para dar argumentos al ámbito soberanista y así evitará que los presos del procés lleguen esposados al juicio.

El propósito del Alto Tribunal es evitar situaciones como las que se produjeron cuando los líderes independentistas fueron encarcelados por decisión de la Audiencia Nacional, al inicio del proceso, en otoño del 2017, y conducidos a prisión de forma que motivó la protesta de las defensas.

Entre las quejas formuladas entonces se dijo que habían sido llevados en los vehículos que efectuaron el traslado con las manos esposadas a la espalda, chocándose contra el respaldo de los asientos, y en algún caso entre comentarios irónicos o vejatorios.

El Alto Tribunal sabe que este juicio, además, tendrá una proyección internacional y que la imagen de la Justicia española no pasa por su mejor momento.

El Supremo quiere que ninguna de estas circunstancias pueda repetirse ahora. Los magistrados son muy conscientes de que en sectores sociales más o menos amplios, sobre todo en Cataluña, existe una imagen negativa de la justicia, propiciada entre otros factores por las decisiones que a lo largo del último año han ido adoptando distintas instancias judiciales europeas, que no han accedido a las pretensiones del propio Supremo. Por ejemplo, para admitir la euroorden de entrega del expresident Carles Puigdemont y otros miembros de su antiguo Govern.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre