Los pensionistas bilbaínos no se rinden

La ciudad vasca se convierte en el epicentro de las protestas que exigen el mantenimiento del estado de bienestar

0

Bilbao vuelve a salir a la calle por undécima vez      consecutiva convocada por las pensiones, Miles de jubilados se han manifestado en la ciudad, como todos los lunes, exigiendo unidad para el movimiento de protestas por las “pensiones dignas”. La ciudad vasca se convierte en el epicentro de las protestas que exigen el mantenimiento del estado de bienestar.

El anuncia de Albert Rivera, de un acuerdo para la apoyar los Presupuestos Generales del Estado, con medidas para la subida de las pensiones, sin detallar nada, ha exacerbado a los jubilados bilbaínos, que han avisado que no pararán en sus protestas, lo mismo que el resto de organizaciones convocantes de las manifestaciones y concentraciones. La subida del 0,25% ha cabreado a nuestros mayores que no dejarán de manifestarse, hasta que se garantice el sistema público de pensiones. Las palabras del líder de Ciudadanos no conseguirán desmovilizar a los pensionistas, como pretenden los dos partidos conservadores.

 

Pensiones de viudedad 

Sorprende que Albert Rivera insista en firmar acuerdos para la subida de las pensiones de viudedad.

La aprobación del aumento de las pensiones de viudedad no es una concesión del Gobierno sino una obligación recogida en la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011 de 1 de agosto, por la que la base reguladora de la pensión de viudedad pasaba del 52% al 60%, para mayores de 65 años y que no perciban otra pensión pública. Una norma que el Gobierno ha suspendido «reiteradamente«, hasta ahora, y que debía aplicar de «forma progresiva y homogénea en un plazo de ocho años, a partir del 1 de enero de 2012«, tal y como establece la norma.

En la concentración se han pronunciado gritos como «menos ladrones, más pensiones«, «Rajoy, dimite, el pueblo no te admite» o «Pentsionistak aurrera (pensionistas adelante)«. La siguiente concentración en Bilbao tendrá lugar tras la Semana Santa, el lunes 9 de abril.

«¿Qué ocurre, que cuando alguien deja de trabajar se tiene que quedar tirado en una cuneta? Hay que tener más respeto y ser más civilizados, y pedir dinero a quien haya que pedírselo, que es problema del gobierno, no nuestro, para garantizar unas pensiones dignas», han afirmado en la concentración.

Uno de los portavoces de las protestas también ha afirmado que, «aunque ese 0,25 se convierta en un 1% seguirá siendo lo mismo, porque mientras no haya una pensión mínima digna todo continuará igual. No queríamos hacer política, nos están obligando a hacerla, pero política social, no partidista, al igual que nos están obligando a solicitar la dimisión del Gobierno, que es algo legítimo y necesario; mientras este Gobierno no caiga no tendremos pensiones dignas», es una de las exigencias de las protestas.

El portavoz de Nagusiak, la Asociación Vizcaína por unas pensiones Dignas, José Ramón Landaluce, ha afirmado que “nos movilizamos por la dignidad, por la supervivencia y por el futuro, y lo hacemos sin banderas”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre