La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria ha presentado una propuesta con recomendaciones concretas de cara a la vuelta al colegio.

Higiene, distanciamiento físico y aislamiento sumados al refuerzo de personal en Atención Primaria, sumado a los servicios de rastreo son las medidas más urgentes que recomiendan sean atendidas.

Desde la Asociación consideran que, sin minimizar los riesgos, la vuelta al colegio es importante para los niños y niñas porque así se favorece su aprendizaje, su capacidad de desarrollo emocional y las relaciones sociales con sus iguales.

Recomiendan la creación de grupos burbuja, para mantener solamente contacto entre los niños de una misma clase, aislándoles de los demás grupos. Esto conllevará prestar atención para que no se crucen en los pasillos, la entrada a clase sea escalonada, la salida al recreo y en definitiva, que se formen grupos estancos para poder identificar rápidamente los contagios en caso de existir.

Explican recomendaciones específicas en caso de que un niño presente síntomas: acudir al centro médico y avisar al centro educativo, sin llegar a llevarlo al colegio. No acudir al colegio ni con fiebre ni con tos es una medida fundamental, y si un alumno diera positivo, todo el grupo deberá quedarse en casa 14 días, aunque hayan dado negativo a las pruebas. En caso de haber dos casos positivos en dos clases diferentes el centro debería cerrarse.

La importancia de reforzar el servicio de atención primaria en pediatría es otra de las demandas que plantean, puesto que «Existe un déficit crónico, al haber 1.500 plazas ocupadas por no especialistas y 900 con exceso de pacientes que deberían hacer un desdoble para poder hacer frente al COVID-19», recoge Público.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre