Los ministros del Interior y Migraciones de España, Italia, Grecia, Chipre y Malta han emitido este sábado una declaración conjunta en la que reclaman a la Unión Europea que garantice un reparto equitativo de la responsabilidad entre estados miembro en materia migratoria y en la que destacan la necesidad de que el futuro Pacto Europeo sobre Migración y Asilo articule una cooperación real y efectiva con los países de origen y tránsito.

El texto ha sido acordado en la reunión que han mantenido este sábado en Atenas el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, y sus homólogos de Italia, Luciana Lamorgese; Grecia, Notis Mitarachi (Política de Inmigración y Asilo); Chipre, Nikos Nouris; y Malta, Byron Camilleri. El encuentro es una continuidad de las diversas reuniones telemáticas que vienen manteniendo en los últimos meses los cinco ministros.

Grande-Marlaska ha remarcado que «España, de manera coordinada con el resto de países Med5, y en permanente contacto con los otros Estados miembro y las instituciones UE, mantiene una posición negociadora que se apoya en la defensa de una política europea común de migración, asilo y fronteras, respetuosa de los principios y valores de la Unión Europea, donde el reparto equitativo de la responsabilidad y la solidaridad sean una realidad».

La declaración conjunta subraya que la reunión de Atenas ha servido para «seguir consolidando» la «posición negociadora» común de cara al Pacto Europeo sobre Migración y Asilo. «Seis meses después de la presentación oficial de la negociación de un nuevo Pacto Europeo sobre Migración y Asilo y tras varios documentos de posición común de nuestros países, nuestras principales preocupaciones persisten», señala el documento.

Los cinco ministros del Interior y de Migraciones coinciden en destacar que siguen observando «considerables desequilibrios en los textos legislativos propuestos, que aún están lejos de regirse plenamente por el principio de solidaridad y reparto equitativo de la responsabilidad, tal y como se establece en el artículo 80 del Tratado Fundacional de la Unión Europea».

En este sentido, la declaración conjunta reitera la «enérgica petición» de España, Italia, Grecia, Chipre y Malta de un «verdadero equilibrio, necesario, entre solidaridad y responsabilidad» y subraya que, «en su formato actual, el Pacto no ofrece suficientes garantías a los Estados miembros de primera línea».

«Debemos garantizar una solidaridad europea efectiva con respecto a todos los migrantes y solicitantes de asilo, independientemente de la forma en que hayan llegado al territorio de la UE, teniendo en cuenta la necesidad de establecer un mecanismo de reubicación automático y obligatorio», señalan los ministros en la declaración.

Cooperación con los países de origen y tránsito

Los cinco países también ponen el acento en la necesidad de una cooperación real y efectiva con los países de origen y tránsito. «Sólo aumentando la cooperación con los países de origen y de tránsito podremos evitar los movimientos primarios y secundarios, el tráfico de migrantes y la pérdida de vidas, así como promover el retorno efectivo», señala el texto. En cuanto a la gestión de fronteras, España, Italia, Grecia, Chipre y Malta apuestan por «una mayor vigilancia en origen y la prevención de las entradas ilegales».

En lo referente a la propuesta sobre los trámites de asilo en frontera, los cinco países señalan que esta agravaría aún más «la situación, ya de por sí desfavorable, de los Estados miembros de primera línea». «No tiene en cuenta las realidades sobre el terreno en términos de procedimientos y plazos y supone una carga desproporcionada en las fronteras de la UE, que no pueden transformarse en zonas de tránsito cerradas», indica la declaración conjunta.

Sobre las devoluciones y repatriaciones, el texto subraya que «es importante para todos los Estados miembros, pero especialmente para los de primera línea, establecer un mecanismo europeo de retorno gestionado de forma centralizada, coordinado por la Comisión y apoyado también por las agencias pertinentes de la UE, como FRONTEX, con el objetivo de facilitar los retornos a petición de los Estados miembros afectados».

Por último, los ministros del Interior y Migraciones de España, Italia, Grecia, Chipre y Malta señalan la necesidad de negociar todas las propuestas de la Comisión de forma unitaria, ya que están indudablemente «vinculadas desde un punto de vista jurídico, práctico y también político».

«Seguimos comprometidos a trabajar para encontrar soluciones viables y coordinadas a nuestros retos comunes, basándonos en los elementos positivos del Pacto propuesto. No se puede esperar que los Estados miembros de primera línea gestionen la presión migratoria que afecta a la Unión Europea en su conjunto», concluye la declaración.

Vicepresidente de la Comisión

El encuentro entre ministros arrancó con una cena de trabajo celebrada el viernes. La jornada del sábado, que ha reunido a Grande-Marlaska, Lamorgese, Mitarachi, Nouris y Camilleri en Atenas, ha comenzado con un desayuno de trabajo que ha contado con la presencia del vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. La jornada en sí ha sido dividida en dos sesiones de trabajo, una por la mañana y otra por la tarde, separadas por el almuerzo en el que a los ministros MED5 se les ha sumado el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

El ministro español ha declarado que la reunión en Grecia ha sido «fundamental para reforzar nuestra posición negociadora, mantener firme nuestra unión y hablar con una sola voz en la defensa de los intereses de los países de primera entrada«. «Estamos juntos en la defensa de una política común europea de migración, asilo y fronteras que respete los principios y valores de la Unión Europea», ha dicho.

Grande-Marlaska también ha destacado la necesidad de que el futuro Pacto contemple de forma efectiva la dimensión exterior. «La cooperación con terceros países es, para España, el elemento esencial para lograr resultados eficaces en la lucha contra la inmigración irregular», ha señalado.

El ministro español también ha expresado que, dentro de apuesta por la prevención en origen; es necesario «dotar de verdadero músculo político y financiero a la dimensión exterior migratoria». Ha señalado en este sentido la propuesta española Team Europe, presentada en el Consejo de ministros de Asuntos Exteriores y de Interior de la UE celebrado el pasado lunes, y con la que se pretende aunar los esfuerzos de la Comisión y los Estados miembros para realizar proyectos de cooperación y apoyo operativo en los países prioritarios de las rutas migratorias.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre