Fuente: Bessi/Pixabay.

El deporte, como la vida, evoluciona. Y normalmente, a pesar de lo que muchos piensen, a mejor. No solo porque ahora hay menos violencia que antes, tanto dentro de la propia cancha como fuera, sino que la calidad aumenta en todos los sentidos.

Pero, además, también van saliendo nuevos formatos que se adaptan a lo que quieren tanto las nuevas generaciones de consumidores como los que más dinero ponen para que el negocio siga funcionando, las televisiones.

Así, los tres deportes que más mueven en todo el mundo, el fútbol, el baloncesto y el tenis se han renovado o se van a renovar en un futuro próximo, y para muestra, tres ejemplos que están de rabiosa actualidad:

  • La nueva Copa Davis
  • El nuevo Mundial de clubes
  • La nueva NBA

La nueva Copa Davis

Se acaba de disputar la primera edición de la Copa Davis en Madrid. Una edición no exenta de polémica por el simple hecho de que ha cambiado totalmente una de las competiciones deportivas más antiguas del deporte mundial.

Además, no ha sido un cambio progresivo, ni muchos menos. Ha sido un cambio brutal en un año. De hecho, ha pasado de ser una competición a celebrar durante todo el año con eliminatorias en distintos países a cinco partidos a cinco sets cada uno, a ser una competición de una semana en una única sede y con eliminatorias a tres partidos y a tres sets.

Es decir, ha sido una autentica revolución que ha permitido juntar en un mismo sitio a los mejores equipos nacionales del mundo con partidos de consumo rápido y con mucha emoción.

Es decir, lo que le gusta a la televisión y lo que le gusta, según dicen muchos, a las nuevas generaciones, a los que los partidos de cinco horas se les hace bola. Además, este tipo de competición, rápida, con partidos de pocos sets y dónde se decide todo en un momento, son perfectos para las apuestas en directo. Y ya se sabe que, aunque a algunos no les guste, las casas de apuestas son una realidad y ponen mucho dinero encima de la mesa para que el espectáculo continúe.

Por supuesto, los espectadores también apuestan más gracias a que para saber si las casas de apuestas son seguras, la legalidad española ayuda mucho, siendo de las más avanzadas que hay en el mundo, sin ninguna duda.

Así que, resumiendo, la Copa Davis es un Win-Win para todos, aunque obviamente este cambio tan radical haya escocido a mucha gente. Pero es lo que hay en estos tiempos.

El nuevo Mundial de clubes

En 2021 se va a disputar en China el nuevo Mundial de Clubes, que sustituirá tanto al actual Mundial que se disputa a finales de año entre los campeones de las distintas confederaciones de la FIFA como la propia Copa Confederaciones, ya que se juega un año antes de la Copa del Mundo de selecciones, en la fecha en la que siempre se disputa esta competición.

¿Pero por qué se ha creado una nueva competición? ¿Hacía falta de verdad? ¿Se puede crear una competición realmente competitiva entre los equipos europeos y los de otras confederaciones?

Pues a parte de los intereses financieros, que son muy claros, la verdad es que sí puede ser interesante un torneo entre clubes a semejanza de un Mundial de selecciones. Es decir, con una fase de grupos y eliminatorias a un partido en terreno neutral.

La verdad es que es algo que no se ha probado nunca, a estos extremos. y que puede ser bastante atractivo para el espectador. Es decir, habría partidos únicos y decisivos entre los mejores equipos del mundo, algo que no ofrece la Champions League salvo en la final.

Lo único que no acaba de cuadrar es la competitividad del resto de participantes no europeos. ¿podrán estar al nivel? En la UEFA creen que no y por eso en un primer momento no apoyaron este campeonato. Pero cuando vieron las cifras en las que se movería, cambiaron de idea.

Veremos cómo sale.

La nueva NBA

Fuente: tookapic/Pixabay.

Quizá el campeonato de clubes que más está creciendo en los últimos años en cuanto a globalidad, si es que esta palabra puede definirlo a la perfección es, sin lugar a dudas, la NBA.

Un campeonato que, a pesar de que de momento solo lo juegan equipos de Estados Unidos y Canadá, lleva tiempo pensando cómo renovarse para gustar a más gente.

En un primer momento se especuló con una apertura total de fronteras para las franquicias, pensando incluso en una Conferencia Europea. Pero parece ser que, por el momento, el número de equipos permanecerá igual.

También se ha pensado en un cambio de reglas que se van a probar en la Liga de Desarrollo, que permitan acortar los partidos (el siempre temido rumor de que los jóvenes de ahora no pueden aguantar partidos largos, algo que está por demostrar).

Sin embargo, la noticia de los últimos días va mucho más allá. Quieren cambiar el formato de la Liga para la temporada 2021-22.

El primer cambio es que la temporada regular pasará de 82 partidos a 78. Además, se quiere crear una ‘Copa’ al estilo europeo a finales de octubre para mantener el All-Star en febrero que disputarían los 6 mejores de cada división y los dos mejores segundos en una Final Eight.

Asimismo, se cambiaría el acceso a los Play-offs por el título para los clasificados entre el séptimo y el décimo puesto de cada conferencia y los finalistas de conferencia en postemporada jugarían entre ellos según el récord obtenido en la temporada regular, por lo que se podría dar el caso de una final de la NBA entre equipos de la misma Conferencia, algo que nunca ha pasado.

Todo ello se tiene todavía que aprobar en la reunión de la NBA con el propio sindicato de jugadores, la NBPA, pero parece que las negociaciones están muy avanzadas.

Así que sí, estamos en un momento crucial para muchos campeonatos, que se quieren renovar para ofrecer aún más espectáculo de lo que ya ofrecen haciendo que cada partido cuente. Las ligas regulares parece que están siendo desplazadas, así como los torneos tan largos como la antigua Davis.

Todo tiene que jugarse ya y ahora y todo debe tener importancia. Nuevos tiempos, nuevas competiciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + dieciseis =