Con tantos cosméticos para el cuidado de la piel en el mercado como hay, puede ser difícil elegir sólo uno. Hay tantos ingredientes antienvejecimiento -algunos de los cuales son tan difíciles de pronunciar como de descifrar- que es difícil saber cuáles son los adecuados para tu tipo de piel.

Por eso, hoy vamos a desvelar cuáles son los ingredientes más populares en los productos para el cuidado de la piel que te ayudarán a prevenir el envejecimiento prematuro y a luchar contra las temidas arrugas. Empezamos.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un poderoso hidratante y es uno de los principales contribuyentes para mantener la piel flexible e hidratada. Puede absorber hasta 1.000 veces su peso en agua, se encuentra de forma natural en todo el cuerpo y puede utilizarse como una alternativa natural a los rellenos sintéticos. En comparación con otros polímeros, este compuesto tiene la mayor capacidad para retener el agua. Para obtener los máximos efectos antienvejecimiento, se recomienda su uso tópico dos veces al día (día y noche).

Té verde

El té verde tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Los beneficios antienvejecimiento del té verde se atribuyen a los polifenoles, un tipo de flavonoides que se encuentran en las plantas. Los primeros estudios han demostrado que el té verde puede reducir los daños causados por el sol, proteger la piel del cáncer y disminuir la descomposición del colágeno. También se cree que los polifenoles influyen en las vías bioquímicas que conducen a la regeneración celular.

Coenzima Q10

La deficiencia de la coenzima Q10 puede resultar en la incapacidad de producir adecuadamente colágeno y elastina, dos de los principales componentes básicos de una piel sana. Desafortunadamente, la mayoría de las personas mayores de 30 años tienen una deficiencia si no toman un suplemento con la enzima. También conocida como ubiquinona, la coenzima Q10 está presente en todas las células del cuerpo. Proporciona protección antioxidante y tiene la capacidad de aumentar el colágeno.

Resveratrol

El resveratrol es un poderoso antioxidante esencial para neutralizar los radicales libres, mejorar el aspecto de la piel y reducir las líneas finas y las arrugas. Es un compuesto antioxidante natural que se encuentra en grandes cantidades en la piel de las uvas y en el vino tinto. Su función es combatir el daño de los radicales libres (que causan el envejecimiento de la piel).

Retinol

El retinol es un poderoso antioxidante que combate los radicales libres y reduce los signos de envejecimiento. Es una forma de vitamina A que cuando se encuentra en concentraciones de 0,25 por ciento o más, puede aumentar la renovación celular, ayudando a mejorar la textura de la piel, las líneas finas y las manchas.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que protege la piel de los contaminantes ambientales, incluyendo la exposición a los rayos UV. Aumenta el colágeno de la piel, haciéndola parecer más gruesa y reduciendo las arrugas y líneas finas.

Células madre vegetales

Las células madre vegetales funcionan reemplazando -en lugar de reparando- las células dañadas en la piel. Tienen la capacidad de dividirse y auto-renovarse. Esta nueva tecnología tiene una amplia gama de usos, desde el aumento de la producción de colágeno hasta la reducción de la inflamación.

Niacinamida

La niacinamida (también conocida como vitamina B3) puede ayudar al cuerpo a realizar funciones críticas, como la señalización de las células, la señalización del ADN y la conversión de los carbohidratos en grasas y proteínas. Este derivado de la vitamina B3 suprime la melanina de la superficie de la piel, aclarando así las zonas de manchas oscuras que afectan a la piel madura. La niacinamida es una forma más ‘natural’ de tratar la hiperpigmentación en comparación con la hidroquinona.

Vitamina E

La vitamina E, una potente fuente de antioxidantes, ayuda a combatir las arrugas y las líneas finas causadas por la contaminación, los rayos ultravioleta y los radicales libres, neutralizando el efecto oxidante de los radicales libres. Tu cuerpo no puede producirla naturalmente, por lo que es vital obtenerla de un producto para el cuidado de la piel. Reduce la inflamación tanto dentro del cuerpo como en la piel, ayudándote a mantener una piel sana y joven.

Ceramidas

Las ceramidas ayudan a la piel a mantener sus niveles de humedad, previniendo la piel seca o irritada. Las ceramidas son lípidos naturales que tu piel produce. Son componentes cruciales de la epidermis y juegan un papel clave en la protección de la barrera de la piel, capturando y reteniendo el agua para mantenerla hidratada. Debido a que las ceramidas disminuyen naturalmente a medida que envejecemos, es posible que desees utilizar un producto para el cuidado de la piel con ceramidas para evitar el enrojecimiento o la picazón.

Ácido glicólico

El ácido glicólico, un exfoliante químico popular, es un derivado de la caña de azúcar y se encuentra de forma natural en los alimentos. Se sabe que aumenta la producción de colágeno y elastina en el cuerpo, reduciendo los signos de envejecimiento de la piel. Es un alfa hidroxiácido que se utiliza como exfoliante para eliminar las células muertas de la piel y suavizar la textura de la epidermis. Además, puede reducir el aspecto de las líneas finas y el envejecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here