Imagen para la historia.

Los letrados del Congreso salvan al rey Juan Carlos I de tener que declarar en el Congreso y tener que someterse a una investigación en el Parlamento al considerar que “sería contrario a su inviolabilidad cuando era jefe del Estado”.

Estos mismos juristas también salvan al PSOE de tomar una decisión al respecto, ya que todos los grupos que apoyaron la investidura habían solicitado una de las dos propuestas para que se llevara a cabo esta investigación contra el Rey Emérito. Hasta ahora, los socialistas siempre habían votado en contra de que Juan Carlos I tuviera que dar explicaciones.

En el escrito en el que rechazan la admisión a trámite de estas peticiones, los letrados de la cámara argumentan que los hechos a investigar se produjeron cuando el monarca emérito era aún jefe del Estado y, por tanto, inviolable, aun cuando estas acciones «hayan podido tener proyección en una etapa posterior”.

«Las prerrogativas de inviolabilidad y no sujeción a responsabilidad, consagradas en el artículo 56.3 de la Constitución, son absolutas, abarcan la totalidad del periodo en que se ejerce la Jefatura del Estado y tienen efectos jurídicos permanentes«, apuntan los letrados en su respuesta a los grupos.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorBla bla BLACK
Artículo siguienteCelebremos el final de un consenso forjado con miedo y vileza
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre