El Consejo General del Poder Judicial se ha mostrado desfavorable a interrumpir los juicios que han de celebrarse en las zonas de mayor foco de infección.

Rechaza así la suspensión general de los juicios, así como de los plazos procesales como consecuencia de la proliferación del virus. Ni siquiera en las zonas de mayor virulencia como son Madrid, Vitoria, Labastida y La Rioja.

Lo han expresado al acordar las medidas extraordinarias que se van a tomar en relación al coronavirus, que se han plasmado en las directrices aprobadas hoy por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial.

En el comunicado que se ha emitido han explicado las medidas que tendrán carácter nacional y las que se aplicarán de forma específica. En este sentido, han señalado que los jueces podrán suspender actuaciones procesales, pero necesitarán la autorización previa del presidente del Tribunal Superior de Justicia o de la Audiencia Nacional, y posteriormente la ratificación del CGPJ.

Otras medidas aprobadas apuntan a la conciliación de la vida personal y laboral, señalando al teletrabajo como una opción. También se ha aprobado la dispensa del uso de togas para los letrados.

A la hora de llevar a cabo las citaciones judiciales, se recomienda evitar aglomeraciones para que en la medida de lo posible no tengan que coincidir varias personas en los juzgados.

El Servicio de Formación Contínua de la Escuela Judicial ha anunciado la suspensión de sus servicios hasta el próximo 13 de abril.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre