El análisis que la empresa Magrudis encargó el 18 de febrero en el laboratorio Microal de dos muestras de carne mechada se produjo después de que sus máximos responsables –desde este jueves en prisión sin fianza por orden de la jueza instructora– tuvieran conocimiento de que la amplia mayoría de invitados a un bautizo en Huelva resultaron afectados por la listeria tras consumir carne mechada La Mechá, concretamente del lote de 0,785 kilógramos número 812028, etiquetado el 20 de diciembre de 2018, por lo que la jueza instructora del caso estima que el producto estuvo circulando sin control alguno al menos tres meses entre la población.

La instructora del caso interviene seis vehículos y bloquea 11 cuentas bancarias de los máximos responsables de Magrudis

El portavoz de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez, ha realizado un llamamiento a todos los invitados de esta celebración, de etnia gitana, que se pongan en contacto con dicha asociación para ser asesorados y de este modo puedan personarse en la causa para exigir responsabilidades a quien corresponda.

También en el municipio sevillano de Pilas, un número indeterminado de afectados por listeriosis tras consumir La Mechá han comunicado a Facua que sintieron los síntomas en el mes de julio, justo antes de que se hiciera público el brote alimentario y se decretara la primera alerta sanitaria el 15 de agosto. Tras ponerse en contacto con la empresa origen del foco, los responsables de Magrudis aseguraron a estos afectados de Pilas que sus productos estaban bien y que “no había problemas”.

El dueño de Magrudis, sin cuentas a su nombre

Por otro lado, la jueza instructora del caso, Pilar Ordóñez, ha ordenado la incautación de cinco turismos y un vehículo comercial de la empresa Magrudis y también el bloqueo de 11 cuentas bancarias. Ninguna de estas cuentas consta a nombre del supuesto gerente de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, en prisión sin fianza desde el jueves, ni de su esposa, una de las cinco personas detenidas este martes en la operación Monocy de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) de la Guardia Civil. Todas ellas constan a nombre de la empresa y de sus dos hijos. Por el momento se desconoce la cantidad exacta de dinero del que disponen estas cuentas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre