El informe de la Guardia Civil sobre la Operación Vóljov de financiación del “procés” concluye que la independencia de Cataluña no solo necesitaba de dinero que podía llegar de las “subvenciones oficiales de instituciones catalanas”, es decir, dinero de todos los ciudadanos y de las arcas públicas, sino de la participación de importantes medios de comunicación que proyectaran el mensaje soberanista al extranjero.

Así, la conversación que Víctor Terradellas mantuvo con Xavier Vendrell [dos de los implicados en la causa cuyas grabaciones constan en las diligencias de investigación] reforzó la figura del primero como “uno de los responsables de gestionar temas relacionados con personas rusas” (de nuevo la supuesta conexión del procés con Putin que la Guardia Civil da por hecha). Además, “y no menos importante, también reforzó su relevancia dentro de la estrategia independentista, llegando a participar en la gestión de los medios de comunicación, materia en la cual colaboraría con Jaume Roures”, según el expediente sumarial al que ha tenido acceso Diario16.

No es la primera vez que se relaciona a Roures con el “procés”. Según publicó La Vanguardia en su edición de 14 de febrero de 2018, la Guardia Civil sitúa al empresario catalán y magnate de los medios de comunicación en el comité estratégico para la independencia de Cataluña. En concreto, el diario catalán publicaba: “La Guardia Civil sospecha que el empresario de medios de comunicación Jaume Roures podría formar parte del comité estratégico” para hablar sobre “la hoja de ruta para llegar a la independencia de Cataluña (…)”. Por otra parte, “los máximos responsables del movimiento independentista son conscientes de que en sus acciones de comunicación juegan un papel fundamental los medios de comunicación social. Contar con el soporte de un proveedor de servicios audiovisuales de la entidad de Mediapro permitiría difundir el mensaje soberanista a un público mucho mayor, sostienen los agentes”.

Jaume Roures (Barcelona, 1950) es uno de los empresarios más importantes de España, productor cinematográfico y administrador único de Mediapro. Ahora su nombre vuelve a salir en la investigación de Vóljov. “A este respecto conviene resaltar el hecho que desde la Diada de 2012 el independentismo ha intentado transmitir su mensaje a nivel internacional en una estrategia de comunicación orquestada y coordinada que difícilmente podría haberse sustentado sin el respaldo económico de las instituciones catalanas, controladas por los partidos políticos proindependencia”, añade el informe. “Esa estrategia concertada, junto a la movilización ciudadana constante y a las decisiones políticas y parlamentarias, constituyen los elementos fundamentales alrededor de los cuales gira el desafío soberanista, insistiendo de nuevo en que ello no sería posible, o al menos no en la manera en la que lo viene siendo, si no hubiese contado con el respaldo económico de los fondos públicos y de los medios de comunicación igualmente públicos”. Es decir, en su estrategia unilateral los líderes soberanistas precisaban del apoyo de potentes medios de comunicación para lanzar su mensaje al resto de Europa, de tal manera que se pudiera lograr el objetivo de internacionalizar el conflicto.

“En todo caso, semejantes objetivos sólo pueden alcanzarse a través de la utilización de medios económicos”, pero sin que los mismos fuesen aportados ni por particulares ni por mercantiles privadas, sino que su origen provendría de manera irregular de las arcas públicas, “insistiendo en la vía de las subvenciones fraudulentas”.

“Recuérdese además que en la conversación entre David Madí y Víctor Terradellas hablaron de que sería el también investigado Xavier Vinyals a quien Carles Puigdemont había encargado ocuparse de los planteamientos internacionales” del procés. Para los investigadores, fue precisamente la Plataforma que Vinyals presidía “una de las entidades beneficiarias de las subvenciones investigadas y que es nexo de unión con Víctor Terradellas, David Madí y, como se verá, Jaume Cabaní”. “E insistiendo en el hecho de que el objetivo fundamental que les une a todos ellos no es otro que el de alcanzar la independencia de Cataluña, incluso fuera de las vías legales”, agrega el informe.

Por último, “en referencia a los audios encontrados, se observa que los investigados son perfectamente conscientes de la posible ilicitud de sus acciones. Así, por ejemplo, en las precauciones que adoptan en sus comunicaciones, su lenguaje velado y su preocupación por que puedan ser detectados por las fuerzas de seguridad. En este sentido, la propia investigación viene reforzando esas medidas de seguridad extremas de todos los encausados especialmente en sus comunicaciones telefónicas”, añade el informe policial. Cabe recordar que en una de las grabaciones entre los encausados se habla del envío de un ejército de 10.000 soldados rusos que tendrían por misión defender la República catalana llegado el momento.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Si los informes policiales son tan fidedignos como los de otros casos e ingestigaciones en españa lo llevamos claro.

  2. Poca fiabilidad de lo que dicen esos informes.
    Guerra sucia y justificación de la represión. En una palabra VENGANZA

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre