Al menos 370 millones de indígenas malviven en el desamparo, la marginación y el olvido en todo el mundo, según datos del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Ello supone que más de un tercio de la población mundial que padece la lacra del hambre pertenece a estos sufridos pueblos olvidados por los gobernantes.

México es uno de los Estados que peor trata a sus indígenas. Los grupos étnicos que descienden de aquellas gloriosas civilizaciones precolombinas forman hoy inmensas bolsas de pobreza en todo el país, sobre todo en zonas despobladas y extrarradios de grandes ciudades. Ser hijo de indios en el hermoso México es un pasaporte directo para morir antes de tiempo.

Según cifras del propio Gobierno mexicano y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el 71,9 por ciento de los indígenas del país −una población formada por unos 11 millones de personas−, padece “pobreza extrema”. De ellos, al menos 3,2 millones carecen de los mínimos recursos para sobrevivir y sufren carencias en todos los derechos sociales, no solo el derecho a una vida digna. Siete de cada 10 indígenas no llega al salario mínimo, que es de 176,72 pesos mexicanos en la zona libre de la frontera norte (unos 8,78 dólares diarios). Estos que viven con menos de 270 dólares al mes son unos privilegiados. En el resto del país, el salario mínimo general de los indígenas es todavía más bajo: 102,68 pesos (5,1 dólares al día: 150 al mes). Cabe supone que acabar el día con el estómago lleno es el principal desafío para miles de familias que malviven en chabolas.

La población indígena (unos 68 pueblos diferentes) presenta los más elevados índices de analfabetismo, que asciende al 19,8 por ciento de su población; este problema solo afecta a una media del 4,3 por ciento de los mexicanos que no son indígenas. El problema se agudiza entre las personas que tienen 65 o más años, donde el analfabetismo entre las diferentes etnias es del 52,9 por ciento. El fracaso educativo entre los niños es brutal, según las citadas estadísticas: alcanza el 82,4 por ciento de los menores. La escuela también es racista si nos atenemos a los fríos porcentajes.

A su vez, la sanidad pública es hoy un lujo para los últimos supervivientes de aquellas míticas tribus aztecas. Al menos 8,9 millones de personas no tienen acceso a la Seguridad Social y el agua potable tampoco llega en condiciones de salubridad a estas poblaciones condenadas a las enfermedades infecciosas o a la muerte social en inmensos guetos.

Quizá el presidente López Obrador no calibró suficientemente el alcance de sus palabras cuando decidió exigir al Rey Felipe VI que pida perdón en nombre de España por el holocausto de tribus aborígenes durante la conquista de México hace quinientos años. Quizá no haga falta remontarse tan lejos en la historia para comprender que el exterminio indígena continúa, esta vez a manos de los jerarcas, narcocaciques y elites xenófobas de aquel país hermano.

Según confiesa al diario El Mundo Óscar Shibayama, coordinador de la comisión política del Parlamento Nacional Indígena, “nunca se nos consultó, ni se contó con nosotros para el envío de estas cartas a Felipe VI”. “Durante la campaña, el presidente planteaba una cosa que ahora estamos viendo que no era real. Todas sus acciones van dirigidas a seguir con la explotación, el despojo y a no respetar a los pueblos indígenas”, asegura una mujer perteneciente a una de esas minorías. “Necesitamos que se mejoren los accesos a nuestra región, si tenemos que atravesar caminos de tierra seguiremos lejos del desarrollo. También queremos que se nos incluya en el desarrollo educativo y que se nos facilite el acceso a las telecomunicaciones”, reclama el Parlamento Nacional Indígena.

Puede que los españoles tengamos que pedir perdón por siglos de latrocinio, saqueo y exterminio del pueblo azteca. Pero antes deberían pedirlo también los gobernantes que han masacrado a sus poblaciones nativas −sumiéndolas en el subdesarrollo, la marginación y la esclavitud−, desde la independencia del país en 1836. Que no nos venda López Obrador un México ideal lleno de igualdad de oportunidades por encima de la raza y del color de la piel porque no existe. La cruda realidad es que en el siglo XXI los indígenas siguen siendo considerados por aquellas latitudes seres tan inferiores y animalizados como los veían Hernán Cortés y sus misioneros, que en nombre de Dios y de la Santa Madre Iglesia cometieron toda clase de tropelías.

3 Comentarios

  1. Naturalmente ahi que diferenciar la conquista (era la guerra )
    de la consolidacion y de la llegada de misioneros y frailes y las misiones a america .
    en la segunda fase hubo abusos de algunos encomenderos pero incumpliendo la ley de la corona Española y la de la iglesia que protegia a los indios .hubo mestizaje ,mezcla cultural
    se preservo la lengua nahualt . universidades , misiones cultura musical ,evangelizacion
    operas en españa que se perdieron fueron encontradas en america ,codices catedralicios donde se ve la riqueza cultural de primera magnitud que habia en aquella epoca
    hay palabras en español que proceden del nahualt
    por ejemplo ahuacate que procede del nahuatl aguacatl y significa testiculo ,chocolate del nahuatl xocolatl ,la famosa palabra cuate del nahuatl que significa mellizo y en español se usa como amigo
    muchisimos documentos en esta lengua preservada en las misiones con cronicas administarcion etc . el nahuatl convivia administrativamente con el español
    america no eran realmente colonias era territorio español de ultramar.
    estaba prohibida la esclavitud de los indios que eran ESPAÑOLES ,que estaba penada con la carcel .
    el desastre vino con los masones y supuestos libertadores pagados por los anglosajones .
    a partir de alli se termino la igualdad de clases y se inicio el racismo y la rapiña de estados unidos y de la masoneria esclavizante .
    estan apareciendo cada año mas documentos que lo demuestran.
    y gobiernos a cual mas corrupto hasta la actualidad con dictadores pagados por estados unidos siguiendo la doctrina monroe y por los britanicos para destruir el imperio español
    por ultimo en Mexico Obrador que parece que quiere mover la corrupcion de los anteriores gobiernos ,de petromex y la politica pero
    que sigue olvidandose de los indigenas .
    estos tienen que recuperar la cultura de cuando estaban los Españoles ,de cuando ellos eran españoles y sus maravillosos cantos en nahualt y sus villancicos en español y su historia conservada en manuscritos ,sus jacaras etc
    en el pasado encontraran la identidad perdida y su autoestima que les han robado para seguir adelante con la cabeza bien alta .
    su cultura musical era extraordinaria con nuevos ritmos mezclados con los españoles ,mestizaje musical innovador maravilloso que ha dado obras maestras ,que las elites ignoran para que no descubran los indigenas su pasado brillante .

    https://www.youtube.com/user/hotkikee

  2. se me olvidaba una de las palabras mas hermosas en nahuatl pasada a la lengua española
    el verbo apapachar

    Proviene del vocablo papachoa o <papatzoa, que en su significado común quiere decir “ablandar algo con los dedos” o “dar cariño”. Sin embargo, hay un sentido mas profundo que la clase culta de los aztecas le daba y que se refleja en el sentido que le dan los mexicanos:
    “abrazar o acariciar con el alma”.

    Apapachar es dar cariño, amor, apoyo, a una persona querida o que tu sientes que lo necesita sinceramente y de la manera mas pura.
    Un apapacho lo da una madre a un hijo que se ha caído de la bicicleta y se ha raspado.
    Un apapacho te lo da el amigo cuando tu pareja te ha dejado.
    Un apapacho lo das a tu pareja en una noche de lluvia y los dos están abrazados sin decir nada mirando la lluvia caer sobre el cristal de la ventana.
    Eso es un apapacho.

    Los conquistadores en el momento de iniciar comunicación con España y describir sus alrededores, tuvieron la necesidad de usar y describir vocablos de la lengua indígena para los nuevos conceptos, objetos y otras realidades políticas y sociales para las cuales los españoles no tenían vocabulario. Estas palabras se incorporaron poco a poco al idioma español, siendo el náhuatl, después del taíno, la segunda lengua indígena que en mayor medida contribuyó a nuestro idioma actual.

    Es una palabra de origen náhuatl que está incorporada al español de México, es un abrazo mucho más cariñoso, más cálido y de manera similar a “saudade” en portugués, no tiene traducción fiel en otro idioma. La Escuela de Escritores la ha llegado a considerar como la palabra más bella del castellano.

  3. La RAE acepta alrededor de 200 préstamos del náhuatl al español,
    muchos mas si incluimos los toponimos
    acocil, aguacate, ahuehuete, ajolote, amate, atole, ayate, cacahuate, camote, canica, capulín, chalmichi, chamagoso, chapopote, chapulín, chayote, chicle, chile, chipotle, chocolate, comal, copal, coyote, cuate, ejote, elote, epazote, escuincle, guacamole, guajolote, huachinango, huipil, hule, jacal, jícama, jícara, jitomate, macana, mecate, mezcal, milpa, mitote, mole, nopal, ocelote, ocote, olote, papalote, pepenar, petaca, petate, peyote, pinole, piocha, popote, tlalcoyote, pilcate, quetzal, tamal, tejocote, tianguis, tiza, tomate, tule, zacate, zapote, zopilote.

    Además ha donado un sinfín de topónimos, incluyendo México (Mēxihco), Guatemala (Cuauhtemallān).

    los hay super curiosos
    por ejemplo chicle que nadie pensaria que viene del nahualt
    coyote
    naturalmente guacamole
    petaca
    hay uno que produce risa
    chapulin insectos brincadores
    se acuerdan ,el chapulin colorado ,no contaban con mi astucia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + siete =