Los jefes del ejecutivo bipartito andaluz agradecen al líder autonómico de Vox su apoyo a los presupuestos de 2019.

El 62,2% de las 7.388 víctimas de violencia doméstica con orden de protección o medidas cautelares registradas en 2018 son mujeres. El porcentaje de violencia intrafamiliar se ha incrementado un 6,9% respecto al año anterior, según revela el reciente informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Estadística de violencia doméstica y violencia de género. A esto se suma que el 72,6% de las 5.093 personas denunciadas el pasado año en asuntos de violencia doméstica son hombres, un porcentaje que se incrementa un 3,8% respecto a 2017.

El 62% de las víctimas de violencia intrafamiliar con protección son mujeres

Con el análisis de estos datos se echa por tierra el empeño de Vox por mezclar violencia de género y violencia intrafamiliar en un intento de enmarañar –con la connivencia de Partido Popular y Ciudadanos– dos realidades en las que la mujer sigue siendo la principal y casi única damnificada. Y todo ello pese a que ambos tipos de violencia tienen una respuesta legal en el vigente ordenamiento jurídico español.

La derecha española en general sigue empeñada en negar la mayor por las presiones de la ultraderecha, pero los hechos apuntan sin ningún género de dudas en esa dirección. El plan perfectamente premeditado de blanqueamiento de la violencia machista encaminado hacia un negacionismo de facto de tan incuestionable realidad social ya está en marcha y su primer campo de pruebas es Andalucía, donde por primera vez la ultraderecha negacionista de la violencia de género ha obtenido representación parlamentaria. A esto se suma que, con la reciente configuración de las corporaciones municipales y los equipos de gobiernos autonómicos, este proceso de desmantelamiento del Pacto de Estado contra la violencia de género sigue su curso con la aquiescencia en mayor o menor grado de Vox, Partido Popular y Ciudadanos.

El acuerdo a tres bandas (PP, Ciudadanos y Vox) para aprobar los Presupuestos andaluces de 2019 y 2020 rubrica blanco sobre negro medidas encaminadas a dotar de protagonismo a las víctimas de violencia intrafamiliar, una realidad que nadie niega ni discute, pero que a las derechas les sirve para, de paso, blanquear la lacra de la violencia sobre la mujer y situarla a un mismo nivel que en ningún caso ostentan. Tanto es así que en los Presupuestos que se aprueben en 2020 en Andalucía por PP, Ciudadanos y Vox se borrará la “perspectiva de género” que actualmente consta en su enunciado y empezará a hablar de “violencia intrafamiliar”.

El punto número nueve de los 34 apartados que firmaron los diputados andaluces de Vox con el Gobierno bipartito andaluz (PP-Ciudadanos) para sacar adelante los Presupuestos autonómicos de 2019 acuerda la creación de un teléfono de atención a las víctimas de la violencia intrafamiliar. Según el texto firmado a tres bandas, el presupuesto del 2020 incorporará las “dotaciones necesarias” para que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, ponga en marcha un teléfono de atención debidamente gestionado “por personal cualificado” para la protección de víctimas de la violencia intrafamiliar, “en un sentido amplio”. Y pese a todo ello, la titular de Igualdad de la Junta, Rocío Ruiz, de Ciudadanos, insiste en asegurar que mantendrá su lucha contra la violencia de género

El informe del INE subraya que, a diferencia de la violencia de género, la violencia doméstica afecta “de manera más uniforme” a todas las edades, destacando la incidencia en el grupo de menos de 18 años, con una de cada cuatro víctimas, el 24,3% del total. La edad media de las víctimas de esta violencia es de 41 años.

El estudio del INE refleja que las víctimas de violencia doméstica e intrafamiliar (aquella que se ejerce tanto por un hombre como por una mujer sobre ascendientes, descendientes, cónyuges, hermanos, etc.) se da con más frecuencia entre las mujeres de menos de 18 años y de 18 a 24 años, y también entre los hombres de menos de 18 años.

Los hijos, las principales víctimas

La tendencia mantiene la dinámica de años anteriores y certifica que es creciente tanto el aumento del número de hombres denunciados (3%) como de mujeres denunciadas (6%). La mayoría de las víctimas registradas fueron los hijos (28%). En segundo lugar, la víctima fue la madre de la denunciada (27%).

Un dato concreto que llama la atención es la tasa de variación entre hombres y mujeres en las víctimas de violencia de género por edad. En la franja de 18 y 19 años, el porcentaje de víctimas hombres ha bajado un 7,8% respecto a 2017 mientras que en el caso de las mujeres ha aumentado un 30,3%.

Respecto a las sentencias firmes, se inscribieron en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica y de Género un total de 34.696 personas condenadas, de las que 32.194 fueron hombres. El número total de absoluciones fue de 6.500, de las que una amplísima mayoría fueron hombres, 5.905 en total, y sólo 595 son mujeres, en un apartado en el que se registraron un 12,6% menos de absoluciones que en 2017.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. pero cn el nombrecito de «intrafamiliar» se visibiliza menos qe ls machos son ls maltratadores-etc
    y se crea mas guerra d generos para controlar natalidad afectos y placer d la ciudadania y dividir a la ciudadania

    la drcha explota y empobrece lo qe impide natalidad ,
    a la vez qe dicen defender la vida y ns culpan
    se esconden en lo que provocan y traicionan a todos ls españolisismos qe les votan

    viven d crearnos desgracia y enfermedda deliberada y masivamente
    desp d quitarnos todo cn violencia para revendernoslo mas caro y
    desp d explotarnos cada vez mas
    y cn ese beneficio :
    evadir para financiar el fmi usurero especulador
    especular para crear crisis y luego pedir privatizaciones y recortes
    en vez d emprender, gastar en seguridad laboral y en I+D
    …pero a la vez qe nos dicen d emprender y ns culpan d no hacerlo y d ser pobres
    y si alguien se lo cree lo d emprender cn bajos salarios = sin consumo ni mercado= ruina segura ,
    asi bajan el paro algo a costa d arruinar a ls incautos qe tenian algo ahorrado qe luego seran nueva masa esclavizada y competencia eliminada
    Ls bajos salarios son para qe elloss e qeden todo el mercado yaq e sin consumo solo ellos sobreviven y ls demas empobrecidos, pymes cerrads y mas gente escalvizada para ellos qe ademas mediatizan nº parados segun quien gobierne

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − seis =