No ha gustado nada en Castilla y León y otras zonas ganaderas de España la decisión de proteger al lobo por parte del Gobierno de España. Así, los responsables de las principales organizaciones agrarias aseguran que «somos nosotros, y no el lobo, los que estamos en peligro de extinción».

De hecho, los ganaderos han abierto una guerra, a través de movilizaciones, contra esta decisión del Gobierno por la prohibición de la caza al lobo ibérico para evitar la extinción de este animal.

La ministra de Transición Ecológica, Teresas Ribera, sin embargo, defiende que la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas puede ser “una oportunidad para mejorar la cohabitación con la ganadería extensiva”, ya que permitirá que los ganaderos perciban “indemnizaciones más justas” por la pérdida de cabezas. También se podrán obtener resultados más precisos y transparentes sobre la evolución de la especie en los distintos territorios y su impacto en las explotaciones.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. El día en que ganaderos y agricultores dejen de llorar por todo se habrá acabado el mundo.
    ¡Que cansinos son! Si llueve, porque llueve. Si hace sol, porque hace sol.
    Y la leche por aquí, y los lechales por allá.
    ¡Que vuelvan a tener perros guardianes, como hace 50-100 años que protejan los apriscos y los rebaños!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre