Para el personaje de Darth Vader se necesitaron tres actores. Entre ellos: David Prowse. Foto: Flickr.

El domingo nos dejó David Prowse, a los 85 años, debido al Cáncer de próstata con el que estaba luchando hace tiempo. Los fans de Star Wars han inundado las redes con mensajes de despedida al actor inglés.Pero ¿quién era Prowse? y ¿Por qué forma parte de la mitología cinéfila alguien que interpretó un papel en el que  ni ponía la voz ni ponía la cara?. Muy sencillo: porque ese personaje resultó ser el más icónico, complejo, bien perfilado e impresionante que ha dado la historia del cine: Darth Vader

Un personaje y tres actores

A modo de comienzo: para crear el personaje de Vader en las tres primeras películas de Star Wars se necesitaron tres actores. Prowse puso el cuerpo, Sebastian Shaw puso la cara y James Earl Jones puso la voz y el alma -negra como el traje que vestía- a Vader. Aunque en España la voz corrió a cargo de Constantino Romero: la voz más potente que haya hablado nunca en la lengua de Cervantes. Y además de estos tres actores sería justo reconocer a un cuarto: Bob Anderson que se enfundaba el traje de Vader para los duelos con la espada láser.

La marcha imperial

Pero además de este equipo de actores está la escritura del personaje. El arco argumental es total. Vader pasa de ser el hombre más malvado de la galaxia a convertirse en el mayor héroe de la resistencia. Aunque sí hubo un elemento que ayudó a definir al personaje ese fue sin duda la música. Cada vez que Vader entraba en escena sonaba la Wagneriana marcha imperial de John Williams. Y la galaxia entera se ponía a temblar.

Un buen hombre

Prowse era un deportista de alto nivel con un cuerpo impresionante moldeado por horas de gimnasio. Su afición por una vida sana y responsable le llevó a encarnar el papel del que se sentía más orgulloso, el Green Cross Code Man de una campaña británica de seguridad vial. Este papel le otorgó el nombramiento de miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico.

un papel importante

Pero a pesar de todo, cabría preguntarse: ¿es significativa la labor de Prowse de cara a la interpretación del personaje?. Obvio que si. Porque en este caso lo importante del personaje es cómo camina, cómo se mueve provocando terror simplemente al girar bruscamente su cabeza para mirar a un almirante del imperio o como mueve sus brazos a la hora de utilizar la fuerza. Al que interprete estas palabras como una exageración, que entienda que cuando se trata de Vader, la mitomanía está más que justificada.

Un personaje inigualable

Los cinéfilos sesudos podrán citar a otros personajes de la historia del cine que utilizaron el método Stanislavsky y que tuvieron el reconocimiento de la crítica. Pero no le llegan a Vader ni a los bajos de su capa negra. Es como comparar un corredor de maratón con un corredor del Gran Premio de MotoGP. En el primer caso solo hay un hombre o una mujer. En el segundo hay, además del piloto, todo un equipo de mecánicos que logran que hombre y máquina alcancen velocidades imposibles. Y esto es lo que hizo que Vader llegara tan lejos. Una creación en equipo de la que Prowse formó parte dando movimiento al personaje más poderoso y aterrador que habitó en una galaxia muy, muy lejana.

.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Sebastian Shaw dio rostro a Lor Vader solo por orden expresa de el productor George Lucas ya que detestaba al actor David Prowse ya que este nunca estuvo de acuerdo con que le cambiaran su voz con un notable acento escoces por la del actor James Earl Jones a nadie le hubiera gustado la voz del lor oscuro con ese acento por otro lado Prowse cometió el error de desvelar el guion del Imperio Contraataca en una entrevista algo que enfureció a Lucas hasta el punto de que lo veto para que nunca fuera incluido en los eventos ligados a Star Wars de por vida

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre