Hace cuatro años, los países de la UE acordaron objetivos de energía limpia para 2030. Hoy, la lucha contra el cambio climático será tema de discusión en las negociaciones de la ONU que tendrán lugar en Bonn, después de que un total de 88 eurodiputados hayan reclamado a Miguel Arias Cañete y Maros Sefcovic el liderazgo climático de la Unión Europea.

Según informan desde La Celosía el Parlamento Europeo ya solicitó al responsable de Clima y Energía de la UE, Cañete, que estuviera atento a los conflictos de intereses en relación a los acuerdos sobre el cambio climático. La carta pública, que han firmado 99 eurodiputados, entre los que se encuentran siete españoles se suma a las peticiones que 93 organizaciones de la sociedad civil enviaron a Cañete a principios de mes.

“Le escribimos para compartir nuestra profunda preocupación por los recientes desarrollos en el escenario global, como el retiro previsto del Gobierno Federal de los Estados Unidos del Acuerdo de París y el próximo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que volverá a enfatizar que la ventana de oportunidad para limitar el calentamiento global por debajo de 2°C, y mucho menos de 1,5 grados, se está reduciendo”.

Estos datos tan alarmantes, también pueden ser visto como una oportunidad para tomar el mando del cambio climático. Sin embargo, los objetivos enmarcados dentro del Acuerdo de París están cada vez más lejos de evitar que las temperaturas suban en más de 2 grados Celsius (el objetivo de París). El año pasado, el Consejo acordó aumentar ligeramente el objetivo de eficiencia energética al 30 %, aunque se quedó con el 27% para las energías renovables.

“La Comisión Europea debería defender activamente los valores fundamentales de la UE como el respeto de la dignidad humana y los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad, la cooperación y la regla de la ley. Estos valores están amenazados por el cambio climático, y por lo tanto también por aquellos que están tratando de socavar el esfuerzo mundial para enfrentar este desafío”, alertan en la carta.

“Para cumplir con los objetivos de París, y dado el ritmo desenfrenado de destrucción ambiental que está afectando a personas de todo el mundo, desde la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático han estado llamando para la adopción de una política de conflictos de intereses. Como seguimiento de esta resolución, quisiéramos pedirle que demuestre que la UE es capaz de enfrentarse al desafío. Por lo tanto, ha llegado el momento de que la Comisión Europea actúe. Creemos que la Comisión debería escuchar las llamadas de los que tanto en Europa como en el extranjero ya están sufriendo las consecuencias del cambio climático, y tomar el liderazgo en el escenario global para luchar activamente por la protección de las personas y el planeta”.

Por un lado, existe la preocupación de que, a menos que la UE aumente sus objetivos de energía limpia para 2030, el bloque no cumplirá las promesas que hizo en el acuerdo climático de París de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento para entonces.

Sucesos como la descongelación de capas de hielo hasta arrecifes de coral moribundos y el aumento de las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono, muestran que esto no es una preocupación esotérica. Pero para países como Polonia, Bulgaria y Rumania, que aún obtienen una parte importante de su electricidad del carbón, cambiar esos objetivos significa un gasto económico importante.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre