Los directivos de Alcoa han huido despavoridos en la mañana de ayer cuando debían participar en la enésima reunión con el comité de empresa de la planta San Cibrao (Lugo), tras ser recibidos a su llegada con sonoros abucheos y lanzamiento de huevos, al grito de: “Ese comité nuestro orgullo es”.

Representantes de Alcoa enviaron por la tarde un fax a los sindicatos para que les hagan llegar la valoración de las actas vía telemática. La empresa canceló la comida en el restaurante Los Robles y pretende continuar las negociaciones a través de esta vía, a pesar que hay pleno descuerdo, tras la mediación de una delegación del Gobierno y de la Xunta.

Este encuentro había sido convocado con el objeto de proceder a la firma del acta redactada por la dirección de la empresa, aunque desde el comité habían asegurado que se volvería a poner encima de la mesa una propuesta de prórroga de seis semanas.

Este aplazamiento serviría para aumentar el plazo para llegar a un acuerdo de compra de la factoría por la empresa británica Liberty House Group, que pertenece al conglomerado internacional Alliance GFG.

El presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, criticaba “lo que ya pasa de castaño a oscuro, que Alcoa no se siente a negociar este jueves con los trabajadores”, después de que el miércoles no asistiesen a la mesa multilateral. Por tal motivo, exige que la autoridad laboral y la Xunta de Galicia “se meta en este proceso y se siente con nosotros también. Necesitamos que alguien arbitre esto”.

Zan denuncia que “es imposible poder negociar con esta empresa”, se queja. Ha recordado que la entrada al lugar de reunión en un restaurante de Lugo estaba libre. «Una imagen vale más que mil palabras, podéis ver que la entrada está totalmente libre», explicó a los periodistas.

“Hoy no comparece aquí nadie para firmar el acta de desacuerdo, suponemos porque esa acta es muy dudosa y no cuenta una verdad”, prosigue Zan.

El martes los directivos de Alcoa se comportaron “como auténticos buitres, haciéndonos desde el día 4 sufrir como no se tiene que hacer en un negociación”, hoy “quieren hacerse las víctimas de que han sufrido mucho y que lo han pasado mal, y aquí no hay nadie. No entendemos por qué las autoridades permiten esto. Si comparamos tirar un huevo a estar despidiendo… Si es verdad eso, que lo pongo en duda porque no han contado una verdad desde hace tiempo”, ha denunciado el presidente del comité de empresa de Alcoa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre