El régimen de pago básico es el sistema de ayudas desacoplado de la producción en el sector agrario. Este es uno de los puntos más importantes para los productores del sector primario. Estas ayudas se llevan concediendo desde el año 2015 y tendrán una vigencia hasta el 2020.

Existen tres vías para la concesión de estos derechos de pago básico, según estipula la ley a través de un Real Decreto: en primer lugar, por medio de la primera asignación a los agricultores activos; en segundo término para los que obtengan derecho de pago básico de la asignación de la reserva nacional y, en tercer lugar, a través de las cesiones de dichos derechos de pago básico.

En este punto, es importante saber que la ley estipula que esos derechos sólo pueden realizarse dentro de la misma región donde hayan sido asignados y se puede realizar a través de venta o del arrendamiento de los mismos, que, por cierto, la ley permite que se realicen con o sin tierras y en cualquier momento del año. Para hacer más fácil este tipo de trasmisiones de los derechos de pago básico, los agricultores disponen de diferentes herramientas como, por ejemplo, la web MercaderechosPAC que ofrece una serie de soluciones para la gestión de los derechos de pago básico, su compra y su venta.

En el caso de fracciones de derechos, la ley estipula que se realice un cálculo y asignación del valor del derecho en base a un criterio proporcional.

Es muy importante el hecho de que sólo pueden transferirse, ya sea a través de la venta o del arrendamiento, los derechos de pago básico si el agricultor está activo. La ley sólo incluye una excepción para este punto: las herencias.

En febrero de 2019 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación hizo públicos los datos sobre la cuantía asignada para los agricultores que solicitaron los derechos de pago básico. En concreto se asignaron derechos de pago básico a 2.767 agricultores por un importe de 12,6 millones de euros.

Los jóvenes agricultores fueron los principales beneficiados por la asignación de la reserva nacional 2018, dado que 2.445 jóvenes han percibido un total de 10,7 millones de euros. Estos jóvenes agricultores, además, pudieron beneficiarse de un pago complementario, que supuso el 50% del importe medio de sus derechos activados, hasta un máximo de 90 derechos.

Además, la reserva nacional de pago básico concedió a otros agricultores que comenzaban la actividad agraria un total de 1.98 millones de euros, a repartir entre 322 beneficiarios.

Según los datos enviados por las Comunidades Autónomas a la base de datos de gestión de derechos de pago básico del FEGA, a fecha de cálculo de asignación de derechos de la reserva nacional, la distribución de beneficiarios fue la siguiente:

Un punto importante para los agricultores es conocer los plazos en que van a recibir el pago de sus derechos básicos. Según la circular del Ministerio de Agricultura, este año las Comunidades Autónomas tuvieron de plazo para efectuar los pagos hasta el 30 de junio de 2019.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + uno =