La ley de protección a la Infancia y Adolescencia que pondrá en marcha el gobierno, conocida como «Ley Rodhes» (por el nombre del reconocido pianista que sufrió abusos sexuales en su infancia), establecerá el plazo de prescripción para los delitos graves contra menores a partir de que la víctima cumpla 30 años.

Hasta ahora, en muchos casos lo que venía sucediendo es que cuando la víctima alcanzaba la edad y la independencia suficiente como para poner en marcha el proceso de denuncia, los plazos ya habían hecho prescribir el delito y la justicia no podía intervenir.

Con esta modificación se garantizará que una vez alcanzada la mayoría de edad, la persona adulta que haya sufrido delitos graves durante su infancia pueda tener el tiempo necesario para interponer las denuncias pertinentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here