El jutge Llarena, caracteritzat al «Polònia» | TV3.

Una charla que tuvo lugar en el mes de mayo del año pasado ha sido la causante del revuelo. Sacar de contexto, de manera interesada, unas palabras, también. Por eso lo mejor es poder explicar, de manera contrastada todo lo que se está queriendo tergiversar. Para que no queden dudas.

En esta charla analizábamos la creación de relatos falsos sobre lo que tiene que ver con el independentismo en España. No solamente afecta a Cataluña, aunque ahora es lo más notable, sino que se ha venido produciendo sobre la realidad en el País Vasco y también en otras regiones. De este tema hablamos en la charla Gabriel Rufián, Pepe Fajula, Antonio Baños, y yo misma. Y aquí puedes ver detalladamente cada parte, transcrita, para no sacar nada de contexto.

Superviventes en lugar de Sálvame: lapsus en el nombre, aunque quedó claro el programa referido

Vaya por delante que en la charla yo digo literlamente «Sálvame» cuando en realidad me refiero al programa «Supervivientes». Sí, me equivoco en el nombre y ahí está mi error. Supongo que tiene que ver con que minutos antes, otro compañero de la mesa se había referido al programa Sálvame, al que había ido.

«A mí no me gusta ir a Sálvame un sábado por la noche. Preferiría quedarme en casa. Pero hay que hacerlo. En este país se ven muchas teles, se escuchan muchas radios y se leen muchos periódicos. Y la lucha se hace ahí. La Lucha se hace en un plató de televisión.»

No es que  yo trate ahora de escurrir ningún bulto, no trato de decir ahora lo que no dije, sino que queda bastante claro porque explico en qué consiste el programa, haciendo referencia a gente que está en una isla, y que no tiene mayor mérito que haber echado un polvo con unos o con otros.

No queda duda, en este sentido, que equivoco el nombre del programa (pues todos sabemos que Sálvame no transcurre en una isla). Además, me refiero al programa comparándolo en la charla con otro, Polonia, que se emite a la misma hora en diferente cadena, TV3. O sea, la comparación de audiencia va por ahí. Pero no me quiero adelantar. Los datos vienen ahora.

«Si invitasen a Talegón a Sálvame, seguro que iría»

Antes de continuar, puesto que en Todo es Mentira han querido incidir en el programa Sálvame, aunque ya he dejado claro que no era a ese al que me refería, una de las colaboradoras ha dicho que si me invitasen a Sálvame, yo iría. Pues bien, decir públicamente que eso ya ha sucedido. Y que no, no fui a Sálvame, cuando me propusieron participar en debates específicos: sobre la educación a los niños (si se legitimaba o no un azote), sobre la gestación subrogada. En todas las ocasiones, agradecí la invitación a colaborar pero la rechacé. 

¿Supremacismo? En ningún caso. El problema está en quién plantea la oferta, no en quien consume. 

Dicho esto, otras cuestiones previas a los datos, para que no se dé lugar a equívocos nefastos: que en un lugar vean una cosa o vean otra no significa que yo considere mejor o peor a nadie. A quien le dirijo la crítica es precisamente a quienes están estableciendo lo que podemos o no podemos ver en determinados territorios de un mismo Estado. Esa es mi crítica, y cómo se basan en ello para mantener a la gente desinformada de la realidad que acontece en lugares como Cataluña, País Vasco o Murcia. Porque de Murcia precisamente hablamos en esa charla, del silencio informativo y de la manipulación que se produjo esos días sobre lo que estaban sufriendo. De eso iba la charla. De la falta de libertad a la hora de elegir, cuando te están limitando la posibilidad de acceder a información dependiendo del territorio en el que residas.

Acceso a las televisiones públicas territoriales: el objetivo del mensaje

No se puede ver desde Castilla La Mancha la televisión pública de Cataluña, ni la del País Vasco, Galicia, Valencia, Andalucía, Extremadura, Castilla y León, etcétera. Durante alguna época y en algunos lugares sí hemos podido ver, por ejemplo desde Guadalajara, la televisión pública de Madrid, que por cierto destrozó el Partido Popular en su día. Como hiciera también con la televisión pública de Valencia. Pero esa es otra cuestión que da para otro artículo, que sí tiene mucho que ver con el fondo del mensaje. Mi mensaje es señalar que todas las cadenas públicas deberían poderse ver en todos los territorios, para poder así informarnos de una manera mucho más directa, atendiendo a los intereses que ha de tener la televisión pública, que no son tanto los de competir en audiencias por la publicidad y sus ingresos, sino el objetivo de informar con rigor y entretener desde el respeto a su audiencia.

Como quiera que sea, que se ha pretendido tergiversar este asunto hacia lo absurdo, quede claro que no tengo ningún problema con los televidentes de Sálvame, de Supervivientes, del 1,2,3, o de los documentales de la 2. La cuestión no es el consumidor sino las alternativas que se le plantean. Y cuando se le ofrecen alternativas, es interesante estudiar qué es lo que eligen. Ahí es donde han de ponerse los datos sobre la mesa.

Medios de comunicación y auge del populismo. El problema a tratar y la raíz del debate

Este es un artículo de imprescindible lectura. Pausada y analizando bien todo lo que explica. Porque de esto estamos intentando hablar, aunque no parezca ser una tarea sencilla.

Efectivamente, el análisis se centra en la cuestión fundamental: medios de información públicos y medios de información privados. Los intereses a los que responde cada uno no tienen nada que ver, y por eso tratar de competir y echar carreras, sin analizar las causas y las consecuencias, es un planteamiento tramposo, que solamente interesa a una de las partes, esto es, a quienes se marcan como objetivo los índices de audiencia, el beneficio en publicidad, y en su caso, también poder interactuar sirviendo como plataforma al establishment en su caso.

Como se señala en este artículo, «el nuevo populismo vincula a gobernantes y gobernados como personajes y espectadores de una tragicomedia. Y la televisión propicia estas operetas porque obtienen audiencia, son rentables. El resultado es la teatralización de la política, que es populismo porque deslegitima las instituciones de representación (partidos, Parlamentos, etc), pero en un sentido importante se distingue del modelo clásico de un Perón, o más recientemente de un Chávez». «No es que el nuevo populismo sea televisado: es que el campo político y el periodístico han pedido el monopolio de los medios de producción del discurso que define qué es lo real.» Ahí está «la madre del cordero», pues de relatos hablamos y de manipulación de la percepción de la supuesta realidad va el juego. Y ahí la crítica, de ahí la necesidad de poner en valor los programas informativos que no se ofrecen de la misma manera en todos los territorios del Estado.

La parte final del artículo me parece digna de dejarla aquí, porque es la clave de todo el arco: «Sería deseable que nuestros medios de comunicación aumentasen los contenidos dedicados a la comunicación política. Programas y secciones donde se analicen técnica y críticamente los mensajes que los políticos dirigen a la sociedad, y viceversa, porque es evidente que ambos tienen cada vez más problemas para entenderse. El teatro clásico llamaba parábasis al descanso en que los actores abandonaban la escena mientras el coro dejaba las máscaras y comentaba con el público asuntos que no tenían que ver con la trama. La política y el periodismo necesitan con urgencia actores que se atrevan a quitarse el disfraz y revelar el artificio escénico al que les somete la televisión. Sólo así, y sólo tal vez, la audiencia será ciudadanía».

Ahora sí, los datos de las audiencias en España: por territorios, por programas. 

Los medios españoles, los menos creíbles de Europa y los segundos por la cola en el mundo según un estudio de la Universidad de Oxford (aquí el enlace)

Este informe data del año 2015. Los datos que arroja sitúan a los medios de comunicación españoles como los que menos confianza merecen de sus consumidores. La audiencia no se fía de lo que ve en los medios. Para profundizar más os recomiendo la lectura de este artículo: publicado en Ctxt «Por qué los medios españoles son los peores de Europa y qué se está haciendo para mejorarlos». Se trata del mismo artículo que fue publicado en The Nation, donde los autores hicieron su análisis al respecto de manera crítica, sobre la situación de la prensa en España, señalando que los medios han ajustado «durante años los hechos a su visión ideológica consiguiendo dañar su credibilidad, hasta el punto de que ahora son los que menos confianza generan en sus lectores de toda Europa».

La charla tuvo lugar el 18 de mayo de 2018. Ese día, los datos que se podían consultar de audiencia en España eran estos: lideraba el grupo Mediaset, con un 29,3% de audiencia. El minuto de oro más visto fue Sálvame naranja, con 2.422.000, un 23,3% de audiencia. Fuente: FormulaTV

El día anterior a la charla, jueves 17, el programa más visto fue Supervivientes, con 3,536.000 espectadores y un share de 31,5. Tal y como apuntaba en la conferencia (aunque confundiendo el nombre del programa). La fuente es de vertele! y puede consultarse aquí. 

 

Si hablamos de lo más visto durante TODO el mes de mayo de 2018, la emisión más vista corresponde a Futbol: Champions league. Concretamente el partido entre el Real Madrid – Liverpool. Televisado en Antena 3 el día 26 de mayo, con 9.291.000 televidentes y un 55,3% de cuota de pantalla. (Este partido tuvo lugar 8 días después de la charla en la que estábamos comentando datos de audiencia. El 1 de mayo, hubo otro partido que hasta la fecha había sido lo más visto).

El programa de entretenimiento más visto durante el mes fue Supervivientes, en Telecinco (el de la isla al que yo hacía referencia en la charla), con 3.536.000 televidentes y un 31,5% de cuota de pantalla. En la emisión de la semana en la que se produjo nuestra charla. Fuente: Barlovento. Enlace directo aquí. 

 

Sobre el desglose por regiones, lo más visto en mayo de 2018 el liderazgo se repartió de la siguiente manera (por cadenas): 

  • Telecinco: fue la cadena más vista en Andalucía, País Vasco, Galicia, Madrid, Comunidad Valenciana, Canarias, Asturias, Baleares, Murcia y «resto».
  • Antena 3: fue la cadena más vista durante el mes en Castilla La Mancha y Aragón
  • La 1: fue la cadena más vista en Castilla y León
  • Tv3: fue la cadena más vista en Cataluña

Visto en colores, el mapa de España por las cadenas consumidas en las regiones queda dibujado así en el informe elaborado por Barlovento. En la imagen es evidente que el color rosa señala a Tv3 como la cadena más vista en el territorio durante todo el mes.

Ahora veremos el análisis de TODAS las televisiones autonómicas, para poder establecer la comparativa entre la audiencia que tienen. Tv3 es la más vista en comparación con todas las demás cadenas en los distintos territorios:

Puestos estos datos sobre la mesa, ahora cabría analizar, tal y como ayer hizo Risto Mejide en el programa de Todo Es Mentira, qué ocurre en Cataluña cuando se emite el programa más visto en España, que según los datos que se dieron el viernes 18 de mayo, y que en cuanto a programas de entretenimiento se refiere, se trató del programa Supervivientes. En el programa Todo Es Mentira, hicieron la comparativa con la franja horaria de Sálvame porque, efectivamente, yo -como ya he dicho antes- confundí el nombre del programa. Pero como ya he explicado, el programa al que me refería era «el de la isla», y que además, fue el más visto del mes.

Pues bien: según los datos oficiales de Tv3, relativos al mes de mayo de 2018 observamos lo siguiente:

El máximo de audiencia, como en toda España, lo tuvo el futbol, partido Champions Leage, Madrid/Munich retransmitido por TV3, donde hubo un 25,3 de cuota. El programa más visto fue Polonia, con un 23,9% de audiencia, ocupando el cuarto puesto entre lo más visto (en primer lugar TVE con eurovisión, después TV3 con futbol, seguida del futbol también de Antena3).

Hay que llegar hasta el puesto 31 para encontrarnos con Supervivientes, el programa más visto durante todo el mes en España. Concretamente en Cataluña tuvo una cuota de audiencia del 17,9% y después, también en el puesto 40, con una cuota del 10,8%.

Esta tabla nos permite analizar más cuestiones: a partir de los tres primeros puestos que se destinan al especial de eurovisión en TVE, al futbol tanto en TV3 como en Antena3, en Cataluña durante este mes lo más visto fue en este orden, y hasta el puesto 12 son todos de TV3:

Polonia (programa semanal de sátira sobre actualidad política y social), Tenenoticias de la noche,  Matriculats (un programa sobre clases de conducir), Telenoticias Fin de Semana sesión de noche, 30 Minutos -programa de reportajes, que en este mes se tituló «Arriba España»- Joc de Cartes (mejor restaurante familiar del Vallés), APM (programa de actualidad y entretenimiento semanal en clave distendida), y las Noticias del medio día.

2018 fue un año en el que TV3 batió records de audiencia. Así puede verse en esta nota publicada en el mes de noviembre donde se analizan los datos:

La televisión pública catalana explicaba en el mes de noviembre que en octubre llevaban 15 meses consecutivos liderando la audiencia en Cataluña con una cuota del 14,3$, a mucha distancia del segundo canal, que era Antena3, con un 10,1%.

Según el informe, los informativos de la cadena catalana fueron líderes en todas sus ediciones y se mantuvieron al frente del ranking cualitativo, con un índice del 8.6, siendo líderes también en credibilidad e imparcialidad. Según se indica, TV3 es la cadena generalista mejor valorada.

 

TV3, líder a l'octubre per quinzè mes consecutiu

 

¿Pero, qué datos teníamos en el momento de la charla?

Concretamente, la discusión se da entre la audiencia en Cataluña y en los demás territorios de España respecto a Supervivientes y a Polonia, que se emite en la misma franja horaria.

Como ya hemos explicado antes, los datos de audiencia generales de España arrojan que el programa más visto fue Supervivientes, con con 3,536.000 espectadores y un share de 31,5% total. 

Habría además que tener en cuenta que entre esos 3.536.00 espectadores se encuentran los que vieron el programa desde Cataluña, 289.000 en la primera franja de la sección Express, 329.000 en la segunda franja y 109.000 en la tercera.

¿Y en Cataluña? Porque este es el debate que hemos tenido y sobre el lo hay que poner los datos sobre la mesa.

Supervivientes comienza su emisión a las 21.58 horas de la noche. Exactamente a la misma hora que Polonia, que ese día comenzó a las 21.58 horas.

Supervivientes se divide en tres franjas horarias en total. Comparamos los datos de audiencia con el programa Polonia.

  • Supervivientes Express: dura 61 minutos. Polonia dura 35 minutos.
  • Supervivientes Express tuvo en esta franja horaria 289.000 expectadores en cataluña. Mientras que Polonia tuvo 604.000 espectadores. Más del doble.
  • Share del programa: los datos oficiales establecen los porcentajes de audiencia por tramos de quince minutos. Siendo así:
    • Supervivientes tuvo un 6,7%, 10,5%, 13,3%, y un 13,1% (al tratarse de 61 minutos son cuatro franjas de quince)
    • Polonia tuvo un 22,3%, y 21,7% (al tratarse de 35 minutos son dos franjas de quince)

Conclusión: durante el tiempo de emisión de Polonia, éste fue el programa más visto por los espectadores de Cataluña. Superando a Supervivientes, que fue el más visto en toda España.

Los datos totales del día para TV3 también son interesantes: la cadena tuvo una audiencia del 16,5%. Fue la más vista con diferencia, seguida por Telecinco que se encontraba en el 11,9%.  Si la comparamos con otras cadenas, vemos lo siguiente:

  • TVE 1: 5,8%
  • TVE2: 1,9%
  • Antena 3: 9,7%
  • Cuatro: 5,8%
  • Telecinco: 11,9%
  • La Sexta: 7.0%
  • Tv3: 16,5%
  • 33: 1,1%
  • 8TV: 2,8%

Otros datos a analizar sobre la audiencia de ese día, jueves 17 de mayo en Cataluña:

  • Tv3 fue líder de audiencia en las noticias del 3/24 sesión matinal. Se mantuvo como líder de audiencia en el programa matinal Els Matins.
  • En el telediario 3/24 compartió los datos de audiencia con Al Rojo Vivo, con las Mañanas de Cuatro y con Karlos Arguiñano.
  • El telenoticias comarcal, de las 13.55 volvió a ser líder de audiencia, enlazando con las noticias del medio día, pasando por los programas de sobremesa, hasta llegar a la primera hora del Tot Es Mou que comparte audiencia a partir de su primera media hora de emisión con Sálvame Naranja, que le arrebata la máxima audiencia. No es el caso del Sálvame Limón, porque a esa hora la máxima audiencia es para TV3.
  • De 17,30 a 19.30 fue líder de audiencia Sálvame Naranja. Con un total de 188.000 espectadores.
  • De 19.30 a 20.15 lidera la audiencia Antena3 con el final de Ahora Caigo! y Boom! Justo hasta que comienza el Está Passsant, a las 20.15 que mantiene a TV3 en máxima audiencia hasta las once de la noche, pasando por Telenoticias de la noche (una vez más las noticias preferidas por la audiencia catalana son las de TV3), y a las 21.58 suben hasta la cota máxima con el Polonia y la media hora del programa siguiente, Katalonski.
  • Alrededor de las 23.00 la audiencia sube en Supervivientes copando la máxima audiencia hasta el final de la noche.

Conclusiones

Analizados estos datos, podemos afirmar que:

  • La televisión Pública de Cataluña es la cadena más vista en la región. Es la única cadena regional pública que consigue superar a las demás con tanta distancia de puntuación.
  • Durante el mes de mayo de 2018 lo más visto en las televisiones de toda España, en términos generales fueron: retransmisiones excepcionales como son Eurovisión, dos partidos de la Champions League. Atendiendo a los programas que se encuentran de manera habitual en parrilla, el líder de audiencia fue Supervivientes. El minuto de oro, para Sálvame. 
  • En Cataluña, lo más visto también fue Eurovisión y la Champions Legue como eventos especiales. En cuanto a programación se refiere, la máxima audiencia la tuvo Polonia que cuando compite con el programa más visto en España, Supervivientes, le dobla en audiencia. Y estos datos, por irnos a lo más reciente, se mantienen a día de hoy. La semana pasada, Polonia se volvía a imponer con 634.000 espectadores en la franja horaria de Supervivientes express, que tenía una audiencia en su primera franja de 448.000

Para analizar los datos, y ser precisos, hay que ver la fluctuación de la audiencia, contextualizar en el momento concreto en que se produjo la charla, y entender que la reflexión que se hacía es que cuando la gente tiene posibilidad de ver varios programas, en el caso de Cataluña, la cadena elegida es TV3, la cadena pública.

No se pretende criminalizar al espectador que, dentro de las posibilidades que tiene de elegir, toma la decisión que más le satisface. El debate se plantea en los términos de si realmente somos libres de elegir cuando no tenemos acceso a todas las opciones. Y tratándose de televisiones de carácter público, sería una apuesta interesante, integradora y positiva que desde todos los territorios de España pudieran verse todas las televisiones regionales.

¿A quién perjudicaría esto? A la vista está: a quienes ocupan en esos momentos los índices de audiencia más alta, que vienen siendo cadenas privadas. La cuestión es, por lo tanto, qué ocurre cuando una televisión pública apuesta por la pluralidad, por la información y por el entretenimiento desde una perspectiva de rigor máximo (tal y como señalan los informes externos que sobre TV3 se hacen): la audiencia elige.

No se trata de supremacismo. En absoluto. Se trata de capacidad de elegir, sobre todo cuando está demostrada la calidad de las cadenas públicas de algunos territorios, cosa que no ha sucedido en otros (Valencia en su día, Telemadrid, Castilla La Mancha), donde el interés, precisamente, fue desmontarlas para beneficio de las cadenas privadas.

En este debate en concreto entre Polonia y Supervivientes solamente tiene sentido desde la perspectiva del máximo respeto a las audiencias, a la capacidad de elegir entre los espectadores. No se trata, en absoluto, de criticar el consumo que se haga de los medios. Sino de ampliar las opciones para todos los territorios de España, garantizando así que se pueda acceder a los mejores programas en todas las franjas horarias, permitiendo conocerse entre territorios y apostando por el rigor informativo y el pluriculturalismo. De eso hablábamos en el Ateneo y de eso entiendo que es de lo que sería sano hablar. Cooperar en lugar de competir.

1 Comentario

  1. En definitiva, Beatriz, y aunque quieras maquillar los datos comparando audiencias de programas con audiencias totales de cadenas, audiencias de diferentes periodos de tiempo o incluso comparando peras con manzanas (Que Polonia supere en audiencia a Supervivientes en Cataluña no lo puedes comparar con el resto de España porque, sencillamente, Polonia no se ve en el resto de España), la realidad es que, haciendo caso a los propios datos que publicas, el programa más visto en Cataluña por la tarde es Salvame Naranja, y el más visto por la noche, una vez acabado Polonia (que, insisto, no se ve en el resto de España) es Supervivientes. Vamos, como en el resto de España.
    No entiendo a qué viene por tanto esos aires supremacistas que destilas desde que los indepes te mantienen. O a lo mejor es por eso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro − uno =