Foto: Agustín Millán.

Los vendedores ambulantes del Rastro, dentro de la Asociación El Rastro Punto Es, con apoyo de la Agrupación de Artesanos AGARTSANA y la  Asociación Independiente de Vendedores del Rastro (ASIVERAS), se rebelan por cuarto domingo consecutivo ante la devastación de este histórico mercadillo, y el cerrajón del Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien afirmó hace unos días que “el Ayuntamiento ha hecho tres propuestas muy razonables”, pero que no lo son para los vendedores, ni para los amantes del mercadillo.

Los comerciantes se oponen al último plan presentado por la Junta Municipal de Distrito de Centro por considerar que “supone implantar cinco guetos del ayuntamiento de Madrid para el rastro”. Además, consideran que es “esencialmente el mismo que los anteriores”.  

El Consistorio les dio un ultimátum que acababa hoy, para poder abrir el histórico mercadillo este mismo domingo, pero antes se tenían que plegar a sus propuestas, en el plazo de 24 horas.

Abren la discotecas cierran el rastro

Pero volvemos a insistir: ¿Por qué están abiertas las discotecas y las zonas de ocio nocturno, y se mantiene cerrado el Rastro madrileño? Los datos de los nuevos contagios de la Covid-19 son tozudos, los nuevos rebrotes se dan mayoritariamente en los jóvenes, el ocio nocturno y las fiestas familiares.

Por eso y porque consideran que hay un interés en desnaturalizar y modificar la ubicación original de los puestos, por lo que se volverán a concentra este domingo: “Contra la propuesta remitida desde la Concejalía del Distrito Centro, que conllevaría el desmantelamiento del histórico Rastro de Madrid, suprimiendo grandes zonas del mercadillo, desorganizándolo al proponer una reapertura sin respetar la ubicación original de los titulares de los puestos, ni de las zonas temáticas típicas, que componen la madre de todos los mercados, y que lo que le hace peculiar y especial”, han señalado desde la Asociación El Rastro Punto Es.

¿Por qué están abiertas las discotecas y las zonas de ocio nocturno, y se mantiene cerrado el Rastro madrileño?

Bajo el lema “Alcalde escucha, el Rastro está en lucha”, se concentrarán a las 12:00 en la Plaza de Cascorro y Ribera de Curtidores.

Desde El Rastro Punto Es, se ratifican, una vez más, en seguir solicitando la reapertura del Rastro de Madrid con la propuesta que les enviaron de forma reiterada, en todos y cada una de las reuniones mantenidas con Ayuntamiento.

Los comerciantes del Rastro de Madrid agradecen por parte de la Concejalía que en su tercera propuesta acepten instalar el 50% de los puestos del Rastro, cada domingo de forma alterna, “su propuesta sigue sin dar respuesta a lo que es esencial para los vendedores: mantener su ubicación actual en el Rastro de Madrid, aunque se tuvieran que realizar algunos ajustes, para adaptarse a las medidas de seguridad y recomendaciones sanitarias”.

Su proposición de apertura del mercadillo, cumplía con las medidas sanitarias y lo más importante, “defendía la totalidad del espacio del Rastro, así como todos y cada uno de los puestos de venta actuales en su ubicación original (aunque se tuvieran que hacer algunos ajustes) si bien para respetar las medidas de seguridad propone reabrir el Rastro con el 50% de los puestos un domingo y al siguiente domingo el otro 50%, hasta que el control de la situación sanitaria permita instalar el 100% de los puestos de venta”.

El Ayuntamiento siembra el caos en el Rastro de Madrid

¿Qué intereses tiene tanto el partido Popular, como su socio de Gobierno Ciudadanos, para intentar desmantelar el Rastro madrileño?

Desde el Ayuntamiento se sigue planteando desubicar todos los puestos que componen el Rastro de Madrid de su ubicación habitual, que data al menos de 1740, lo que lo ha convertido en un espacio único y apreciado en el mundo entero.

Los vendedores no pueden apoyar el desmantelamiento del Rastro histórico, que implica borrar su historia y su cultura, y que supone suprimir todas las zonas temáticas (calle de los animales, calle de los pintores, zona de antigüedades, zona de revistas libros, discos, artículos antiguos o de segunda mano, etc.), sustituyéndolas por la instalación de 5 mini mercadillos desconectados entre sí, y del resto del Rastro, convirtiendo esos espacios vallados y aislados en una especie de guetos para los comerciantes ambulantes, “que son el mayor atractivo de este emblemático mercadillo”, afirman en el comunicado.

La propuesta del Ayuntamiento elimina completamente la magia del Rastro, la posibilidad de perderse en un laberinto que siempre termina por sorprender al visitante, el intercambio social y cultural al no poder haber interacción entre los visitantes de los 5 mercadillos aislados entre sí, además la propuesta los alejaría unos de otros, incluso a más de 20 minutos andando a la Gran vía de San Francisco (incluida en su tercera propuesta) del epicentro del Rastro. 

¿Vamos a permitir que este Ayuntamiento del PP y Ciudadanos haga desaparecer el Rastro de Madrid?

Este plan será un desastre para los históricos puestos de Rastro, una perdida de la identidad de unos de los lugares más emblemáticos de la capital, lugar de miles de relatos, poemas, retratos y lo más importante, con su desaparición, se perderá mucho de la identidad de la ciudad y parte de su patrimonio histórico.

Todos y todas somos una parte del Rastrosomos gatos y gatas, somos chulapos y chulapas, en definitiva, somos Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre