Wanda Group en el rascacielos Edificio España, que han adquirido los chinos.

Y otra leyenda urbana que se cae. Ahora resulta que los informes económicos nos dicen a la cara que los chinos pagan mejor a los empleados cuando adquieren una gran empresa europea, algunas de ellas españolas.

Las inversiones chinas en España se han focalizado a través de 126 compañías, algunas de las cuales han sido bien recibidas por la generación de empleo que aportan, según publicó La Celosía. Las operaciones más importantes fueron la inversión  de 367 millones de euros en NH Hotel Group por el Grupo HNA (2013);  la inversión de 265 millones de Wanda Group en el rascacielos Edificio España (2014); la venta por 50 millones de euros del Hotel Santiago en Tenerife a Chongqing Kangde Industrial (2015) y los 48 millones de euros que el Grupo Jiangsu pagó por el hotel Valparaíso en Palma de Mallorca (2014). Entre las mayores adquisiciones en el campo alimentario destacan la compra de Miquel Alimentació por Bright Food por 110 millones de euros; Hijos de Albo por Shanghai Kaichuang (por 61 millones de euros); el 75% de la bodega Marqués de Atrio por Changyu Pioneer Wine (por 35 millones de euros) y el 20% del gigante Osborne por Fosun.

Más salarios

En este sentido, los empleados de empresas con inversores chinos reciben salarios más altos en los primeros años posteriores a la adquisición que los de empresas adquiridas por compradores de otros países, según un equipo de investigadores de EconPol Europe dirigido por el presidente de ifo, Clemens Fuest. El equipo de investigación de EconPol examinó más de 70.000 adquisiciones transfronterizas de compañías en 92 países entre 2002 y 2018. En 1.900 adquisiciones, los compradores eran de China, según informa La Celosía.

En Europa y los Estados Unidos estas inversiones chinas a menudo son mal vistas. Los más críticos argumentan que los inversores chinos superan a otros inversores con la ayuda de su gobierno –en algunos casos intervienen en las compras empresas estatales chinas-; que las adquisiciones conducen a una transferencia de tecnología no deseada o que pueden tener consecuencias negativas para los empleados de la empresa objetivo.

Las inversiones chinas en España se han focalizado a través de 126 compañías, algunas de las cuales han sido bien recibidas por la generación de empleo que aportan, según publicó La Celosía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa huelga del fútbol femenino, símbolo de la lucha por la igualdad del S XXI
Artículo siguienteIncoherencia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 7 =