Los adolescentes en España son animales sociales, familiares, digitales, acelerados, les gustan los retos y son exhibicionistas. Así se les reconoce a los nacidos entre 2001 y 2007 en un estudio desarrollado por Publicis Media en el que se analiza a la ya conocida generación Z.

La Generación Z es diferente. Tienen una visión fluida entre lo on y offline, son red y necesitan la red, emprendedores dentro de una economía flexible, con empleos temporales y escasamente remunerados, aprenden de manera autónoma y dudan de la enseñanza reglada, apuestan por la economía colaborativa, utilizan poco la memoria, buscan en la red todo lo que necesitan y son difíciles de sorprender. Estas son algunas de las conclusiones del estudio que ha realizado Publicis Media a la hora de analizar a jóvenes nacidos entre 2001 y 2007 y su relación con los medios.

El estudio realizado por Publicis Media consta de dos fases de análisis: cualitativa y cuantitativa. Para la investigación se han combinado fuentes de mercado como EGM, AIMC Marcas y Kantar, con fuentes propietarias de Publicis Media. El informe también da pautas a las  marcas para conectar con ellos mediante sus códigos de lenguaje y aportándoles los valores con los que ellos se identifican.

Algunas características:

  • Los jóvenes entre 11 y 17 años es una generación líquida, muy influida por los profundos cambios que ha vivido el mundo y la sociedad en los últimos años y por los retos que se plantean al mundo, que ellos tendrán que enfrentar y, en el futuro liderar su resolución.

 

  • Sus preocupaciones principales en este entorno líquido son enfrentarse a retos como el agotamiento del planeta; la automatización y su influencia en el mercado laboral (desaparición de millones de puestos de trabajo y surgimiento de profesiones nuevas para las que no hay formación); la paradoja de la desinformación en la era de la información y las fakes news; la revolución de la mujer y la dilución de las fronteras entre géneros (8 de marzo; movimiento Me Too, orgullo,…) junto al aumento del ciberacoso; los retos para la seguridad, especialmente en Internet; etc

 

  • Además, son animales sociales (sus amigos son muy importantes), familiares (valoran mucho a la familia, muy abierta y con escasas reglas), digitales (nacieron con la tecnología incorporada), acelerados (muy cargados de actividades, no tienen tiempo para reposar), le gustan los retos (en muchos casos consisten en hacer tonterías, que graban y les divierten), exhibicionistas (lo comparten todo, buscando la aprobación del grupo, muy importante en estos tiempos y especialmente a su edad), open-minded (aceptan sin problema las diferencias y están dispuestos a ayudar), activistas, arriesgados, creativos, creadores (creen que podrán vivir de las cosas que les apasionan), les gusta posar y hacerse fotos, son soñadores, buscavidas, ligones, se preocupan por su salud y les interesa la comida sana.

Cuál es su relación con los medios y canales de comunicación y cómo interactúan con ellos:

Televisión. Los niños consumen más Televisión lineal, aunque en ocasiones desde dispositivos diferentes del televisor, pero, al crecer, empiezan a invertir más minutos en redes como Youtube. Los canales más vistos son los que ofrecen contenidos enfocados a su edad, en cadenas temáticas y los concursos de talentos y realities. Los mayores consumen principalmente series en plataformas digitales como Netflix que comparten con su entorno más cercano de familiares y amigos.

La música y los vídeos de humor (retos, memes y “tonterías”) ocupan un papel cada vez más relevante al aumentar la edad.

Redes sociales. Para ellos las redes sociales son parte fundamental de su ecosistema, las ven como instrumentos que facilitan el día a día, forman parte de su vida y las utilizan para todo, aunque con enfoques diferentes: Facebook para el círculo familiar, en el que muestran su imagen más conservadora; Instagram para sus seguidores, en ella proyectan una imagen idealizada, en busca de seguidores y “me gusta”; Whatsapp lo dedican a sus amigos más íntimos y es donde muestran su verdadero yo. Es la que tiene una mayor penetración.

Dispositivos electrónicos. El dispositivo más usado es el móvil y, al contrario que con la televisión, tienden a usarlo más cuando crecen.

Cine, música, radio, lectura, gaming. Como adolescentes dejan de ir al cine cuando empiezan a pagarlo ellos. La música acompaña sus actividades a diario y consumen música on demand en Spotify. Les llama la atención ir a conciertos, pero no suele ser su actividad favorita, prefieren los festivales donde pueden elegir también los artistas on demand. Casi la mitad de los encuestados consumieron radio el día de antes y lo hacen, en su mayor parte, utilizando aparatos de radio, muy por encima del móvil. Lo hacen porque les ayuda a relajarse y en su mayoría sintonizan cadenas musicales. Otra actividad que les apasiona es la lectura ya que tienen una gran cantidad de autores juveniles entre los que elegir. Al cumplir años pasan de los cuentos al comic y el manga. En su mayor parte leen en papel y no en dispositivos electrónicos. Muy pocos leen prensa y los que lo hace se centran, casi en exclusiva, en la deportiva .Los lectores de revistas son algunos más: leen las de los canales de televisión y los mayores se centran en revistas de moda o cotilleos y divulgativas, como National Geographic. Los videojuegos son una parte fundamental de su vida, tanto en solitario como en grupo y los consumen de manera multicanal, así como asistiendo a eventos o viendo vídeos de Youtube (el 80 % de los niños juegan y el 20% lo hace diariamente).

Influencers. Los influencers de referencia son los que tratan temas de humor, cantantes de ritmos latinos y urbanos, personajes que hayan aparecido en reality shows, que fomenten el activismo, que lancen retos, o los gamers que suben los vídeos de sus partidas online, y, por supuesto, que sean iconos de moda.Ahora, además, se ve una fuerte tendencia a seguir a influencers con menor número de seguidores que las súper estrellas que triunfaban al principio (tendencia a seguir micro-influencers más especializados).

Móvil. Para ellos, el móvil es otra parte de su cuerpo, su familia son sus amigos, para hacer el tonto, para jugar y para compartir. La música es fundamental en su vida, les gusta el DIY, mantienen una dieta sana y creen en que el mundo se puede cuidar y cambiar.

Compartir
Artículo anteriorLas Cortes no pueden suspender a los parlamentarios del ‘procés’ mientras no se les pida el suplicatorio
Artículo siguienteLa amenaza es el fondo buitre, no los ‘okupas’
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × dos =