El 9 de marzo de 1959 una joven promesa de la moda (y de todos los oficios habidos y por haber) hacía su entrada estelar en la Feria Internacional del Juguete de Nueva York arrancando suspiros de envidia, y exclamaciones de admiración. Su nombre era Barbie.

Lo hacía de la mano de la diseñadora Ruth Handler, quien la creó movida por unos motivos más personales que económicos. Tal y como ha asegurado en numerosas entrevistas, siempre veía a su hijo jugar con muñecos que se parecían a él y le hacían sentirse fuerte, mientras que cuando su hija jugaba con muñecos, lo hacía siempre representando el rol de madre o cuidadora.

Ruth quiso dar a su hija la oportunidad de jugar con una muñeca que pudiera ser una prolongación de sí misma, capaz de cuidarse sola y alejada del cánon anterior. Así surgió Barbie, una pequeña figura de 29,21 centímetros, pelo largo y sonrisa perenne.

60 años más tarde, Barbie sigue siendo uno de los pocos juguetes para niñas (y niños) que apuesta por la diversidad: es común encontrar muñecas de diferentes razas, colores, tipos de peinado, profesiones y actividades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16? [newsletter_signup_form id=1]
Compartir
Artículo anteriorRené Crevel, el surrealista rebelde
Artículo siguienteLa eterna lucha de Vasili Grossman contra la estrella de la desgracia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =