Lobbies de empresarias europeas reclaman romper el techo de cristal en la UE. Mujeres que ocupan altos cargos en multinacionales y puntos de máximas responsabilidad en entidades mundiales exigen mayor paridad, porque a su juicio: “La política es demasiado importante par dejarla solo a los hombres”.

La organización Women Enablers, en colaboración con importantes organizaciones y empresas de toda Europa, exige a los candidatos a eurodiputados y altos cargos del Parlamento Europeo abordar la paridad de género durante y después del proceso electoral para garantizar el liderazgo diverso necesario para liderar Europa en el siglo XXI.

“La política es demasiado importante para dejarla solo a los hombres”, recuerdan Meghan Milloy, cofundadora de Republican Women for Progress y Jamila Aanzi, representante de ONU Mujeres. Citan una emblemática frase pronunciada por la difunta Els Borst, ex ministra y primera dirigente del partido de los demócratas liberales holandeses. Son analistas del think tank Friends of Europe que se suma a la campaña de Women Enablers en defensa de la paridad.

El liderazgo político europeo está a punto de cambiar este verano. Hay mucho en juego: las elecciones de los nuevos miembros del Parlamento Europeo, el nombramiento de la Comisión, los Presidentes del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo, los Comisarios y los altos cargos en las instituciones de la UE, así como el nuevo presupuesto de la UE para el período 2021 -2027.

Desde Women Enablers pretenden que cambie el estatus quo: la proporción de mujeres en los gobiernos de los Estados miembros de la UE es de sólo el 29,3%.

Compartir
Artículo anteriorLa falta de cultura general
Artículo siguientePodemos pudiera estar creando, desde su comportamiento intelectual, una nueva «casta»
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =