Twitter.

De un iceberg siempre vemos únicamente la punta, de los grandes árboles nos olvidamos de las raíces, en los edificios nadie piensa en los cimientos, pero son fundamentales, absolutamente imprescindibles. Sin ellos no existirían ni el edificio, ni el árbol, ni el iceberg.

Fernando Alonso es la raíz y los cimientos, la base del iceberg, que estamos viendo ahora brillar deslumbrantemente en el mundo de la Fórmula 1. Carlos Sainz y Norris están magníficos, desde luego. Y el trabajo de Andreas Seidl en este momento es impecable. Pero si no hubiera sido por Fernando Alonso la presión que le metió al equipo para que le diese un vehículo digno del nombre de la escudería, aún estaríamos aguantando al banflo de Eric Boullier.

Eric Boullier qué aún sigue por ahí con su sonrisa satisfecha después de lo mal que hizo su trabajo; suponemos que tendrá los contactos y apoyos oportunos que suplan su falta de talento. .

El jefe de un equipo es el que recibe los coches en su conjunto y es él quien debe valorar si todo está bien, y cómo se demostró repetidamente Boullier se equivocaba todo el tiempo. Si no hubiera sido por Alonso, repetimos, aún lo estarían aguantando en McLaren.

Y lo mismo que decimos de McLaren ya lo dijimos en su momento de Ferrari la renovación brutal de la cúpula de la Scuderia del Cavallino Rampante no se habría producido con un piloto débil de carácter, alguien inseguro de sus posibilidades y no convencido de que si le daban un coche digno sería campeón del mundo. Fernando Alonso cuando es necesario se convierte en un maremoto o un vendaval o un tornado. Los vagos y perezosos y los que gustan de mirar hacia otro lado dicen que es una compañía difícil. Pero yo entiendo que no hay compañía mejor, que la presencia de Fernando Alonso en un equipo siempre lo hace y lo hará crecer.

Ojalá vuelva pronto, creo que está en su mejor momento.
Sería maravilloso volver a verlo ganar un campeonato mundial de Fórmula 1. Por qu en verdad en verdad podemos decir no hay ningún otro piloto en la actualidad que se lo merezca tanto como él. Por calidad. Por tesón. Por talento. Y por la absoluta e incondicional pasión qué despierta en sus seguidores también.

Tigre tigre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − seis =