Era una situación sin ningún riesgo si debemos creer en la reconstrucción del accidente que se ha hecho. Alonso iba por su carril con buena visibilidad y el conductor del vehículo que le arrolló debería haber parado y dejarlo pasar. No sucedió así, y ese probablemente será el primer pensamiento de Alonso, que ha sido absurdo, y quizá también piense en Michael Schumacher esquiando en la nieve, porque ambas situaciones tienen en común el haber sido protagonizadas por dos hombres, dos campeones del mundo, que se han jugado muchas muchísimas veces la vida, pero sabiéndolo, siendo conscientes del riesgo al que se enfrentaban. Cierto que hay accidentes en el esquí y hay accidentes en las bicicletas carreteras, pero dos grandes como ellos debían sentirse tanto en la nieve como en la carretera casi tan seguros como en su propia casa. Es absurdo y es injusto. Pero al mismo tiempo es, ha pasado.

Por fortuna lo de Fernando Alonso es mucho menos grave que lo sucedido a Michael Schumacher. Sólo la mandíbula; pero han tenido que quitarle dientes y habrá que reconstruirle la boca parcialmente utilizando implantes.

Y todos pensamos que Alonso estará pensando en la primera carrera del mundial 2021. Y si está pensando en eso lo hará con todos los detalles, como él piensa las cosas siempre. No solo en el tiempo que necesitará para que las lesiones queden superadas, sino también el precio que habrá que pagar en horas y días de reposo para conseguirlo.

Fernando Alonso se había comprado una bicicleta magnífica, de 6000 €, como hemos visto en los medios, y lo había hecho para estar en la mejor forma posible cuando se hiciese realidad su tan deseado retorno a la Fórmula 1. Pero ahora, lo pensamos todos y suponemos que él también lo pensará, ese reposo ineludible también puede quitarle grados de forma física.

Y aquí es donde creemos qué Fernando Alonso está pensando como lo que es, como un guerrero, que lo sucedido es un absurdo y una pequeña desgracia, pero también un desafío. Porque Fernando Alonso se toma la vida como un desafío siempre. No solo son los mundiales que ha ganado sino como ha seguido luego cuando no le dejaban espacio para demostrar su valía corriendo en carreras como Indianápolis, las 24 horas de LeMans o incluso el Dakar.

Sí, estamos seguros que eso es lo que está pensando Alonso, que se ha añadido una nueva dificultad al desafío y que va a ser capaz de vencerla.

Confiamos en él, le mandamos desde Las almas y la Fórmula 1 nuestros mejores deseos y nuestra energía.

Esto es una prueba más, cómo Indianápolis o el Dakar. Y él puede, el Nano puede. No solo lo superará sino que saldrá fortalecido.

Cerramos los ojos y lo imaginamos en el podio en la primera carrera de esta temporada. Nos lo imaginamos allí arriba y sonreímos.

Tigre Tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre