Desde que se destapó el escándalo del máster de Cifuentes asistimos a un desprestigio de la Universidad por parte de medios de comunicación, políticos y tertulianos que debería aclararse cuanto antes por parte de quien corresponda.

Desde Diario16 hemos consultado a académicos, que entre sus funciones se encuentra la de dirigir estos cursos y los correspondientes trabajos de fin de máster, que afirman tajantemente que lo que ha ocurrido con la Presidenta de la Comunidad de Madrid es totalmente excepcional y niegan rotundamente que la mala praxis en la concesión de estas titulaciones sea algo habitual.

Así, Soledad Murillo, Doctora en Sociología y profesora titular de Departamento de Sociología y Comunicación en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca, defiende el sistema público universitario, el profesorado de calidad y su buen hacer, a la vez que muestra su preocupación por la situación creada al observar cómo las explicaciones que se dan desde las filas de los populares son, a su juicio, “absolutamente interesadas y que buscan el desprestigio de la Universidad Pública”.

Murillo explica con detalle a Diario16 la obligatoriedad, que existe desde la implantación del Plan Bolonia, de asistir a las clases de forma presencial al igual que a la de la defensa del trabajo de fin de máster (TFM), algo ineludible para alcanzar la titulación.

Así mismo, Murillo relata que la Universidad custodia los documentos y actas durante, al menos, cinco años.

Por su parte, Gema Pastor Albaladejo, Directora del Instituto Complutense de Ciencia de la Administración, asegura que la variable económica – déficit de recursos y subida de tasas universitarias – pervierte el sistema y deriva en un “acceso elitista” a cursos superiores, todo ello derivado de las políticas neoliberales de recorte del gasto público que desde las instituciones estatales se están aplicando en los últimos años,  y que tienen un impacto nefasto en educación, al igual que en otros ámbitos, que acaba derivando en una situación de “inequidad social”.

Pastor defiende la calidad de los docentes en la Universidad Pública, pero es consciente de que la falta de recursos provoca que las Universidades busquen una vía de ingreso y, es a través de los máster la manera de recaudar fondos para poder mantener un sistema en condiciones.

Reconoce que una de las consecuencias de los recortes en el sistema público que, como dijo anteriormente, genera un sistema elitista, también conlleva a una falta de ética tanto en estudiantes como empresas vinculadas.

Otro de los problemas que Pastor analiza con Diario16, es la politización de las Universidades al ser Educación competencia de las Comunidades Autónomas .

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Es casi seguro que esto no es la primera vez q ocurre.Esta señora no habria obrado con tanta impunidad y prepotencia si no fuera asi.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre