miércoles, 10agosto, 2022
28.1 C
Seville

Llop y Alegría: dos «pilares» contra la violencia machista en los juzgados y en las escuelas

La ministra de Justicia y la de Educación tienen ante sí complicadas tareas de Gobierno

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Su compromiso con la lucha contra la violencia de género y el feminismo han centrado buena parte de la actividad profesional de la nueva ministra de Justicia, Pilar Llop, desde su ingreso en la carrera judicial hace 20 años. Por su parte, Pilar Alegría, la nueva titular de Educación, tendrá ante sí la tarea de seguir inculcando la igualdad de género en las escuelas ante el avance de la extrema derecha. Ambas son dos perfiles políticos potentes en el nuevo gabinete Sánchez.

Llop (Madrid, 1973) se convirtió hace año y medio en la segunda mujer en presidir el Senado, después de Esperanza Aguirre, un cargo que ahora abandona para ocupar la cartera de Justicia en sustitución de Juan Carlos Campo, que deja el Gobierno en medio de la polémica por los indultos de los presos del procés.

El currículum de la nueva titular de Justicia, de 46 años, nacida en Madrid y sin carné del PSOE, está enfocado en el mundo de la judicatura, concretamente en violencia de género. De 2011 a 2015, fue letrada del Gabinete técnico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con responsabilidades como la jefatura de la Sección Observatorio Violencia Doméstica y de Género.

Llop accedió en 1999 por turno libre a la carrera judicial y ya en 2004 había ascendido a magistrada. Dejó la carrera en 2015 para ser diputada por el grupo socialista en la Asamblea de Madrid hasta 2018. En 2018 dio un paso más al ser nombrada por Pedro Sánchez delegada del Gobierno para la Violencia de Género. Es la actual presidenta del Senado.

La difícil misión de Llop y Alegría

Por su parte, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, será relevada en su cargo por la actual Delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, según ha anunciado este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en la Moncloa.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que Pilar Alegría, de 43 años, posee una trayectoria de servicio público en la que ha destacado por su «sensibilidad social».

Con la elección de ambas, Sánchez imprime un potente perfil político, más que de gestión, a su gabinete. Así, Llop tendrá ante sí el difícil reto de reducir las cifras dramáticas que deja el terrorismo machista y también lidiar con las consecuencias del ‘próces’ de cara a la futura mesa de negociación con la Generalitat. Sin duda, una de sus misiones será sortear los escollos judiciales que se vayan presentando, como la reciente sentencia del Tribunal de Cuentas que condena a pagar más de 5,4 millones de euros a los encausados por el referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Por su parte, Alegría es «uno de los valores al alza dentro del partido. De hecho, ha sido la coordinadora de la ponencia marco del 40 Congreso del PSOE en la parte de educación, universidades, cultura y deportes. En Ferraz no la ven con malos ojos para que sea el relevo de Javier Lambán en el PSOE aragonés en el futuro», asegura eldiario.es. La de Alegría será una de las carteras fuertes de lo que queda de legislatura, ya que tendrá ante sí la tarea de implantar la nueva ley de educación que deja su antecesora y hacer frente a la ofensiva de la ultraderecha en las escuelas, donde los neofacistas pretenden borrar todo rastro de educación en igual de género, en tolerancia al colectivo LGTBI y en respeto a los derechos cívicos. Justicia y Educación, Llop y Alegría. De ellas depende buena parte del éxito del Gobierno en lo que queda de legislatura.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído