El uso de la mascarilla de manera obligatoria se ha extendido en distintas partes del planeta. Pero como ya es sabido, no todo el mundo la utiliza correctamente. De hecho, en España, uno de los países donde su uso es obligatorio en la calle, se ha señalado ya que precisamente muchos de los contagios se producen por no hacer buen uso de ella.

Las autoridades sanitarias de Canadá se han visto obligadas a lanzar un mensaje a la sociedad para concienciar de la importancia de llevar bien puesta la mascarilla y han hecho una advertencia contundente: «Llevar la mascarilla por debajo de la nariz es igual que no llevarla». Y es que lo que ahora se llama «nariz libre» se ha convertido en una práctica demasiado común.

Las pautas de la Organización Mundial de la Salud son claras al respecto: deben ajustarse correctamente y cubrir tanto boca como nariz, llegando hasta la barbilla sin dejar espacios en los lados.

Después de utilizar la mascarilla es importante no tocarla y hay que lavarse las manos antes de quitársela.

Incluso, llevando mascarilla es recomendable seguir manteniendo la distancia de seguridad siempre que sea posible.

Usar la mascarilla reduce notablemente las posibilidades de contagio y además, según se ha demostrado en estudios recientes, ayuda a que la carga viral a la que nos exponemos sea menor, lo que supone que podamos incluso llegar a desarrollar protección frente al virus.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre