El 60% de las personas que trabajan en la industria del pescado son mujeres. La gran mayoría de los contratos a tiempo parcial. Sólo el 50,8% tiene un contrato indefinido a tiempo completo. La otra mitad sufre uno precario. Además, quienes trabajan en el sector tienen los salarios más bajos de la industria alimentaria. Lamentablemente, estos datos no son fruto de la casualidad. CCOO de Industria lanza la campaña #PescarDerechos para acabar con la precariedad allí donde se menosprecia el trabajo femenino.

La mayoría de las trabajadoras en la industria del pescado son mujeres con contratos a tiempo parcial

Tras regular a veinte mil falsos autónomos y autónomas del sector cárnico, CCOO de Industria pone el foco en la industria del pescado, que factura cerca de seis mil millones de euros, pero que soporta los mayores niveles de precariedad de la industria alimentaria. Cuenta con más de 650 empresas, que dan empleo a 26.500 personas trabajadoras, el 60% mujeres. El 28,2% firmó un contrato temporal y el 21% son fijas discontinuas. La tasa de subempleo femenino asciende al 33,5%.

A finales de septiembre, en el transcurso de un acto sindical que se celebró en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), el sindicato comprobó que hay mucho trabajo por hacer en la industria del pescado. Aquella mañana se gestó la campaña #PescarDerechos y se confirmó algo que CCOO ya sabía: las condiciones laborales que se aplican en las conserveras y en las empresas que elaboran los productos del mar, son las peores de la industria manufacturera. Por poner un solo ejemplo, sus trabajadores y trabajadoras cobran un 28% menos que los del sector cárnico.

CCOO solo encuentra dos razones para que esta situación se mantenga en el tiempo: es un subsector profundamente feminizado (el trabajo está infravalorado porque persiste la idea de que, en la unidad familiar, los salarios de las mujeres complementan al de los hombres) y las trabajadoras soportan las peores condiciones laborales.

Las cifras que maneja el sindicato revelan que las mujeres que trabajan en la industria del pescado copan el 77% de los contratos a tiempo parcial y soportan los mayores porcentajes de temporalidad (un 28,2%, frente al 17,1% de los hombres). Estas trabajadoras tienen pocas oportunidades de promocionar porque fundamentalmente limpian pescado. Aunque es un trabajo muy duro y penoso, está peor valorado que el que realizan los hombres. El techo de cristal es más un muro de hormigón, ya que sólo el 18% de las mujeres ocupa un puesto de dirección o gestión. Además, existe una brecha salarial del 29,7%.

La campaña #PescarDerechos se centrará en mejorar las condiciones que se aplican en el sector y combatirá el fraude en la contratación por los abusos que comenten las empresas de trabajo temporal.

CCOO también denunciará a las subcontratas, presentará demandas por discriminación salarial e impulsará reclamaciones de cantidad para conseguir que se abone la antigüedad a las personas afectadas por el convenio estatal de conservas de pescado. Según CCOO, este convenio eliminó de forma injusta este complemento, aumentó la flexibilidad y estableció incrementos salariales sin referencias de garantía ligadas al IPC, no así lo consideran los demás sindicatos, que si firmaron el acuerdo.

CCOO exigirá planes de igualdad efectivos y pactos de mejora de condiciones salariales y laborales en las empresas. Sobran las razones para salir a #PescarDerechos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + nueve =