Desde el pasado 12 de mayo de 2019, todas las empresas tienen la obligación de apuntar la hora de entrada y salida de los trabajadores. Por medio de un Decreto-Ley aprobado por el Gobierno, las compañías están obligadas a contar y registrar todas las horas ordinarias y extraordinarias realizadas mensualmente por sus trabajadores. Esta medida tiene la finalidad de evitar que las horas “extra” realizadas por los empleados sean pagadas y, según las previsiones, afectará a más de 3 millones de empresas y 16 millones de trabajadores. Puedes conseguir más info en Emprendepyme.net sobre este Decreto Ley.

La puesta en marcha de esta nueva medida ha creado incertidumbre en las empresas, sobre todo en las más pequeñas, a la hora de realizar este control. La falta de medios, presupuestos o no saber cómo se controla estos horarios son algunos de los problemas que han surgido en estos primeros días de funcionamiento del Decreto-Ley, generando incertidumbre al respecto.

De hecho, desde el Gobierno en funciones y siendo conscientes de los problemas que puede acarrear en el inicio de su aplicación han señalado que en los primeros días de funcionamiento se dará una especie de “periodo de gracia” en el que el control por parte de los inspectores de trabajo será menos estricto, dando un tiempo para la correcta implantación de un sistema de registros de horarios.

Según se informan desde fuentes no oficiales, el periodo de gracia finalizará en torno a mediados del mes de agosto. No obstante, todas las empresas, hasta llegada la fecha fin, tendrán que demostrar en caso de ser requeridas que han tomado las medidas necesarias para llevar a cabo este registro de jornada diaria, un aval que servirá para evitar las multas contempladas en el Decreto-Ley.

Un decreto que contempla que la sanción, en caso de ser una infracción grave, redundará en las compañías en el pago de un 2% de la facturación total de la empresa en caso de que los inspectores vean que no se ha realizado el trabajo suficiente para implantar y proteger el registro de horario laboral de los empleados.

Por el momento y en los primeros días de funcionamiento, el registro está dando lugar la creación de diferentes soluciones por parte de las empresas. Así, las compañías más grandes y con un mayor número de trabajadores han implantando en sus empresas sistemas de registro automático para este tipo de registro. A través de la huella dactilar, por ejemplo, los empleados pueden “fichar” y registrar en cada momento el horario realizado en las compañías.

En el lado de las compañías más pequeñas, sin embargo, las soluciones están siendo bien distintas. La falta de capacidad económica para instalar este tipo de sistemas está haciendo que muchas apuesten por el “papel” por medio de un registro manual. Es la solución que se ha adoptado para estos primeros días de puesta en marcha del decreto con el fin de dar una opción viable al registro de los horarios de sus trabajadores.

En el caso de estar en esta situación, los responsables de las empresas han creado un documento que se rellena, normalmente, manualmente por parte del empleado. En este sentido, cualquier interesado en tener un documento de estas características puede realizar la descarga tu plantilla Excel aquí.

Este tipo de plantillas es ideal, como se ha comentado antes, en empresas que tienen un número reducido de empleados, ya que permite crear un sistema ágil, aunque manual, en el que registrar las entradas y salidas de los empleados, incluyendo incluso los descansos realizados por cada uno de los empleados.

Horas sin pagar que llegan al 80%

La medida adoptada por el Gobierno ha sido tomada debido a las elevadas horas “extra” que quedan sin pagar a los empleados. De hecho, según Empleo, los datos apuntan que estos “impagos” pueden llegar a llegar al 80% en algunos sectores, lo que supone que al cabo del año en España no se abonen cerca de 2,6 millones de horas extraordinarias, con el coste que esto tiene para el empleado y para las propias arcas públicas.

Sin embargo, el Decreto Ley no tiene que ser contemplado como una iniciativa en contra de la empresa, ya que puede generar enormes beneficios desde el punto de vista de la eficiencia, logrando implantar medidas que mejoren la productividad de los trabajadores. Las mejoras empresariales pueden ser posibles llevando un análisis de las horas realizadas por los trabajadores gracias a plantillas en Excel como la mencionada anteriormente o con sistemas informáticos avanzados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + cinco =