La defensa de Carles Puigdemont y de Toni Comín, los dos eurodiputados electos de Lliures per Europa (JxCat), ha pedido al Tribunal Supremo que deje sin efecto la orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión que pesan contra ellos en el Estado español con el fin de que puedan cumplir con normalidad sus obligaciones como europarlamentarios.

Sin embargo, Llarena no tramitará ninguna petición ni de Puigdemont ni de Comín mientras permanezcan fuera de España.

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena,  ya devolvió a Carles Puigdemont el escrito que le envió el 29 de enero del año pasado cuando le comunicaba que había adquirido la condición de diputado del Parlament de Catalunya y que, en consecuencia, gozaba de la plenitud de derechos y prerrogativas previstas en el Estatut y el Reglamento del Parlament.

En aquella ocasión, el instructor le advertía que al no estar personado en la causa procedía la devolución del escrito, y añadía que no se le tenía por personado en tanto en cuanto no fuera hallado o se pusiera a disposición del Tribunal. Finalmente, si adquirió esta condición aunque fue declarado en rebeldía.

Todo parece indicar que Pablo Llarena volverá a repetir la misma jugada procesal en esta ocasión y devolverá los escritos de Carles Puigdemont y de Toni Comín a su representación procesal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − 3 =